Joven señalado por homicidio de su hijo de tres años intentó quitarse la vida

Willian Gabriel López Amador, de 23 años de edad, fue encontrado este martes, 22 de agosto, en su residencia por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) con síntomas de envenenamiento. A su lado se encontraba el cuerpo de su hijo de tres años de edad con síntomas de desnutrición y múltiples golpes en tórax y cráneo. Estaba muerto.

De acuerdo con información policial, la comisión de la PNB acudió a la vivienda ubicada en la parte alta del sector Tamarindo de El Valle, en el municipio Libertador, luego de que un vecino avisara que en la madrugada escuchó golpes y gritos en el inmueble.

López Amador fue encontrado convulsionando, por lo que los uniformados suponen que se intentó envenenar luego de dar muerte al niño. Lo trasladaron al Hospital Periférico de Coche, donde la falta de insumos para atender la emergencia médica obligó a los efectivos a llevarlo hacia el Hospital de Los Magallanes de Catia.

Allí tampoco había los equipos necesarios para atenderlo, al igual que en el Hospital Vargas, donde el servicio de toxicología carecía de reactivos. En el cuarto centro médico al que fue trasladado López Amador, el Hospital Miguel Pérez Carreño, fue en el que quedó recluido y bajo custodia de la PNB. Recibe tratamiento para su condición.

Mientras esto ocurría, el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), llegó a la vivienda donde localizaron al niño de tres años sin vida y descubrieron que el pequeño había sido víctima de abuso sexual además de ser sometido a golpes que le causaron la muerte.

El caso fue notificado por la fiscal 104° en materia de Niños, Niñas y Adolescentes, Rodelis Maria.