Familiares de presos en El Helicoide: Chequeo médico en Hospital Militar fue “por encimita”

Desde el 8 de mayo de 2014 -fecha en la que fueron detenidos tras ser desmantelado el campamento del Pnud- hasta este 13 de julio, Gerardo Carrero, Ángel Contreras y Carlos Pérez no habían sido trasladados a un centro médico para un chequeo completo, a pesar de las reiteradas peticiones por parte de familiares y sus representantes legales de Foro Penal.

Pasadas las 9:00 de la mañana fueron llevados desde la sede del Sebin en El Helicoide -donde están recluidos- hasta el Hospital Militar. Katiuska Ravelo, madre de Ángel Contreras, recibió una llamada a la 1:00 de la tarde. “No fue mayor cosa. Un chequeo general”, le dijo del otro lado del teléfono la novia del compañero de su hijo, Gerardo Carrero.

“A los tres les dijeron que después les harían los exámenes. ¿Después?,  ¿cuándo?, si pasamos seis meses suplicando que los atendieran los médicos”, dice Ravelo. Su hijo cumplió 29 años el pasado mes de junio. Una semana después de su cumpleaños intentó quitarse la vida con unas pastillas que ella misma le había llevado para controlar las constantes migrañas. En ese momento fue atendido por paramédicos, pero “por encimita”.

“El sufre de depresión por todo lo que ha pasado, además tiene dos gemelos de 2 añitos y una niña de 9 meses que ha tenido que ser hospitalizada, está enfermita. Eso lo pone peor”, cuenta Ravelo que lo vio este domingo.

Contreras también tiene una muela con caries que le ha producido una infección. Ha tenido fiebre e inflamación, pero su madre ya no puede pasarle las pastillas; se las da a los funcionarios del Sebin para que ellos mismos le distribuyan las dosis.

Gerardo Carrero, de 27 años de edad, es otro de los detenidos que también fue trasladado al Hospital Militar. Su padre, Gerardo Carrero, no sabe qué pensar “de ese y que chequeo médico porque ni siquiera le hicieron exámenes de sangre. El médico dice que los va a remitir a un especialista, pero eso pasarán meses y meses”,dijo vía telefónica desde San Cristóbal.

Carrero sufre de gastritis y los fuertes dolores estomacales han empeorado los últimos días. También tiene abscesos en las axilas, glúteos y piernas. Carrero padre insiste en que “si no lo chequea un médico como tiene que ser, no sabremos” porque le sales esos abscesos.

Por la falta de calcio, a Carrero hijo se le partió un diente y él mismo tuvo que “remendarlo con pega loca”.

“Lo vi el miércoles de la semana pasada, le pregunté cómo estaba y me dijo que lo habían dejado salir a tomar sol y agarró un balón para jugar, pero de una vez le dieron los dolores en el estómago, tuvo que ir a acostarse otra vez”, relató su padre.

Carlos Pérez o “El Profe”, como lo llaman sus compañeros, sufre de la tensión. Tiene más de 50 años y junto a Nixon Leal completa el grupo de cuatro personas que aún permanecen en las celdas de El Helicoide por el caso del campamento frente al Pnud, donde el Gobierno aseguró haber encontrado desde armas hasta droga. Aún no tienen sentencia.

El abogado de Foro Penal, Alfredo Romero, informó a través de su cuenta en Twitter que varios detenidos del Sebin se encontraban en el Hospital Militar para recibir asistencia médica.