Efecto Cocuyo

Ecuador redujo los homicidios un 63% en 7 años, informó el BID #InstintoDeVida

Ecuador redujo su tasa de homicidios a 5 por cada 100 mil habitantes tras los últimos 7 años; en 2010 la misma era de 17,5 siendo aún en ese momento, una de las más bajas de América Latina y el Caribe, informó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Actualmente, Ecuador se posiciona como el segundo país más seguro en materia de homicidios de la región, superado únicamente por Chile, con una tasa de 3,4 por cada 100 mil habitantes.

Según el BID, la reducción de la violencia en este país fue alcanzada gracias a 6 acciones claves tomadas por sus gobernantes en los últimos 7 años. Sobre todo, acciones relacionadas a la mejoría de la calidad y cantidad de cuerpos policiales y de vigilancia y a través de la recuperación de espacios públicos.

  1. Se instaló 1 millón de módulos de policía en las comunidades. Estas oficinas de Policía Comunitaria fueron concebidos para que se puedan reportar directamente a la policía de la comunidad cualquier tipo de queja o reclamo para poner al servicio de las comunidades personal calificado.
  2. Se aumentó la exigencia del proceso de selección de nuevos policías y capacitación de los funcionarios de seguridad.  Para la selección, se evalúan aptitudes académicas, psicológicas, físicas, valoración médica y de confianza.
  3. Se aumentó el salario de los policías para garantizar que puedan gozar de una vida digna. Según el rango que ejerza en su cargo, el salario puede oscilar entre 1000 y 5000$ mensuales, además, se debe tener en cuenta que el sueldo mínimo en este país es de 375$.
  4. Se recuperaron 660 espacios públicos junto al apoyo de la ciudadanía. Uno de los ejemplos más icónicos, es el mejoramiento del Cerro Santa Ana de la ciudad de Guayaquil (la segunda más poblada e importante del Ecuador), donde las condiciones de vida eran sumamente precarias pero luego de la intervención, ahora es uno de los lugares turísticos más importantes de la ciudad.
  5. Se iniciaron trabajos junto a 130.000 representantes comunitarios, y con el apoyo ciudadano se pudo mejorar la seguridad local de estas comunidades. Ya que estos líderes forman parte de la comunidad, conviven y comparten directamente con los problemas que los azotan, por lo que tienen la capacidad de comprenderlos y transmitirlos más fácilmente para buscar soluciones conjuntas con el Gobierno.
  6. Se implementó un sistema de inteligencia delictiva para prevenir los crímenes, por lo que a través de trabajos de investigación fue posible desarticular bandas delictivas. Además, la Dirección General de Inteligencia de la Policía Nacional del Ecuador se encarga de la “búsqueda, procesamiento y difusión de la información relacionada con los riesgos y amenazas al mantenimiento del orden público, seguridad del Estado, seguridad pública y ciudadana”, tal como reseñan en su página.

En consecuencia a estas acciones, en el 2011 por la necesidad gubernamental, se creó el Departamento de Análisis de Información del Delito (DAID) en el Ecuador para el proceso sistematizado de la información delictiva, su estudio e investigación para planear estrategias operativas que ayuden a garantizar la seguridad ciudadana a nivel nacional y reducir el delito en conjunto a la Policía Nacional.

Luis Vinueza, Jefe del DAID y Capitán de policía, explicó que luego de una reubicación de ciudadanos a un nuevo vecindario, es importante comprender los vínculos que puedan existir entre estos y el aumento de la delincuencia en la zona para proponer estrategias complejas que permitan identificar a los perpetradores de delitos.

El BID señaló que “el tipo de análisis de datos realizado por DAID es clave porque no solo facilita los esfuerzos de control del delito, sino que también permite a los gobiernos prevenir mejor la violencia al comprender los factores interconectados detrás del comportamiento delictivo”.

A pesar de la reducción de los homicidios en el Ecuador, Vinueza declaró no estar satisfecho, pues su objetivo es posicionarse como el país más seguro de la región con la menor tasa de homicidios, adaptando a la realidad del país “las herramientas analíticas de estadísticas criminales más sofisticadas, actualmente utilizadas en ciertas ciudades de los Estados Unidos y Europa”, dijo.

El caso de Ecuador es un ejemplo para la campaña latinoamericana Instinto de Vida, en la cual se propone reducir la violencia en Brasil, Colombia, México, Guatemala, Honduras, El Salvador y Venezuela en un 50% en los próximos 10 años (es decir, un 7% anual). Con políticas integrales en materia de seguridad ciudadana adecuadas, esta meta se puede lograr.

Para conocer más sobre las claves de la campaña de Instinto de Vida, puedes ingresar aquí.