Lubizt “soñaba con volar” y era apto cien por cien, según allegados y aerolínea

Fráncfort (AFP) – Andreas Lubitz, copiloto del avión que se estrelló en los Alpes franceses y provocó  la muerte de sus 150 ocupantes, era un alemán de 28 años, que vivía con sus padres y acostumbraba a salir a correr. Era “muy competente”, “soñaba con volar” y al parecer sin historia, según sus allegados.

Había comenzado a trabajar en Germanwings en septiembre de 2013, justo después de terminar sus estudios en el centro de formación de pilotos de Lutfhansa en la localidad de Bremen, en el norte de Alemania. Tenía 630 horas de vuelo.

El joven era originario de Montabaur, en el Estado de Renania-Palatinado, en el oeste de Alemania, donde vivía con sus padres, informó la alcaldesa de la localidad, Gabriele Wieland, a la agencia DPA.

Sin embargo, Lubitz también tenía un alojamiento en Dusseldorf, donde se encuentra un importante centro de operaciones de Germanwings y hacia donde se dirigía el vuelo que se estrelló en los Alpes franceses el martes 24 de  marzo.

Tiene “la nacionalidad alemana y no está fichado como terrorista”, informó Brice Robin, fiscal a cargo de la investigación en Francia, en una rueda de prensa desde el aeropuerto de Marignane en el sur.

Andreas Lubitz era miembro del club privado de aviación LSC Westerwald y era deportista aficionado a las carreras populares, según los registros de las competiciones en las que participó. Las autoridades han revisado la residencia del copiloto.

El comandante a bordo del avión A320 de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses no ha sido identificado todavía, pero trascendió que había trabajado para la aerolínea Condor y para Lufthansa, matriz de Germanwings. Había comenzado a volar en la aerolínea de bajo coste en mayo de 2014 y tenía 10 años de experiencia y más de 6.000 horas de vuelo, la mayor parte de ellas en aparatos Airbus. Según el diario Bild, se llamaba Patrick y tenía dos hijos.

La noche de este jueves 26 de marzo, en el oeste de Alemania, los investigadores registraron y se llevaron efectos personales de los dos domicilios de Lubitz,

El copiloto estaba “vivo” en el momento del impacto, dijo el fiscal Brice Robin. Estas informaciones proceden de una de las cajas negras del aparato que fue encontrada en el lugar de la tragedia.

“Esta tragedia toma una dimensión completamente inimaginable”, declaró la canciller alemana Angela Merkel, agregando que “va más allá del entendimiento”, en una breve declaración a la prensa en Berlín.

Las familias de las víctimas llegaron este jueves a las localidades de Le Vernet y Seyne-les-Alpes, cercanas a la montaña inhóspita donde perecieron sus seres queridos.

En dos grupos distintos -familias de los miembros de la tripulación de un lado y familias de los pasajeros por otro- se recogieron en las capillas ardientes erigidas en estas dos localidades.

En total, 201 personas -de ellas 33 allegadas de los miembros de la tripulación- se desplazaron este jueves, según un portavoz de Lufthansa, la casa matriz de la compañía de bajo costo Germanwings. La mayoría se fue hacia las 20 horas en autocar. Los deudos serán indemnizados con 316.882 euros por cada víctima.

“El hecho de enterarse al llegar de que no fue un accidente sino que el avión se estrelló por un acto voluntario y deliberado del copiloto (…), sin duda ha sido un golpe muy duro para las familias (…). Esto ha supuesto un traumatismo adicional”, comentó Pierre-Henry Brandet, el portavoz del ministerio del Interior francés.

“Estamos estupefactos tanto en Lufthansa como en Germanwings”, dijo Carsten Spohr, el presidente de la línea aérea alemana. No hay el “más mínimo indicio” de las razones que llevaron a Andreas Lubitz a hacer lo que hizo, agregó. Era cien por cien apto para volar.

Muerte instantánea

Las revelaciones sobre las circunstancias de la tragedia han hecho que compañías como Norwegian Air Schuttle e EasyJet hayan decidido que en las cabinas de pilotaje siempre tiene que haber dos personas.

La federación alemana del sector aéreo (BDL) anunció que quiere imponer esa norma. El gobierno federal de Canadá tomó también una decisión en el mismo sentido para todas las compañías aéreas del país.

La muerte de los pasajeros “fue instantánea”, dijo el fiscal Brice Robin, quien agregó que está “reflexionando sobre cambiar la tipología de la investigación”, abierta inicialmente por “homicidios involuntarios”.

Familiares de los pasajeros del Airbus A320 de Germanwings durante una ceremonia en la pequeña Le Vernet.

En el lugar de la tragedia, las operaciones de búsqueda que se habían reanudado el jueves a las 07H45 en busca de los cuerpos y de la segunda caja negra del A320, se suspendieron al caer la noche. Se han tomado muestras de ADN entre algunos familiares de las víctimas para identificar los cuerpos.

El aparato, con 144 pasajeros y seis miembros de la tripulación, se estrelló el martes 24 de marzo a unos 1.500 metros de altura en una zona escarpada sólo accesible por helicóptero o tras una larga marcha a pie. Entre las víctimas hay un venezolano identificado como Nolberto Ariza, de 45 años, y abogada chilena residenciada en la ciudad de Barquisimeto, Ximena Patricia Alegría.

 

(Visited 3 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply