Con tres golazos de cabeza, Salomón Rondón pasa a la historia del fútbol inglés

salo

“El Gladiador”, José Salomón Rondón, delantero venezolano que milita en el West Bromwich Albion de la Premier League, pasó a la historia del fútbol inglés luego de que anotara tres goles de cabeza en la victoria de su club 3-1 ante el Swansea, en un partido donde el criollo fue fundamental para que los suyos mantengan el ritmo competitivo en pleno mes de diciembre.

El primer gol de Rondón cayó en el minuto 50 de partido, cuando el criollo impactó de manera perfecta un balón con su cabeza a pase de Matt Phillips, quien había cobrado una falta desde el lado derecho del campo.

Con el 1-0 para su equipo, el venezolano le dio confianza al West Brom, que había tenido algunas opciones en la primera parte pero que no había logrado capitalizar. Pasaron 11 minutos para que “Salo” anotara el segundo tanto de la noche.

De nuevo Rondón le pegó con la cabeza a un balón enviado, esta vez, por Chris Brunt, quien puso un pase perfecto para que el criollo rematara la pelota con fuerza y hacia abajo para así vencer al guardameta polaco Lukasz Fabianski, quien veía cómo, por segunda vez consecutiva, su arquería caía con un testarazo de Rondón.

La tercera y lapidaria diana del encuentro volvió a llegar gracias a Salomón y de nuevo fue de cabeza. En el minuto 63 de juego, otra vez Chris Brunt mandó la pelota con su pierna zurda al área del Swansea y, nuevamente, Rondón fue más que los defensores y ganó en el salto para vencer al arquero polaco y para poner a celebrar a todos los presentes en The Hawthorns, campo del West Bromwich.

El descuento del Swansea llegó en el minuto 78 gracias a Wayne Routledge, quien luego de una jugada complicada y accidentada, terminó aprovechando un rebote que lo dejó con la portería vacía para anotar el único tanto de su equipo en la visita al West Brom.

Salomón Rondón se convirtió en el primer venezolano en anotar un hat-trick en la Premier League y, además, es el segundo jugador en anotar tres dianas de cabeza en un mismo partido de Inglaterra, hito que solo había conseguido Duncan Ferguson en 1997.

 

Artículos relacionados