Argentina destroza el sueño americano y va directo a la final

La aventura de la selección de Estados Unidos llegó a su fin gracias a una perfecta actuación de Argentina, equipo que con un aplastante marcador 0-4 se ganó el boleto como indiscutible finalista de esta Copa América Centenario.

Más de 70.000 personas colmaron el NRG Stadium de Houston para ver a Lionel Messi y compañía despachar sin problema alguno a los norteamericanos, a quienes sólo les queda disputarse el tercer puesto del torneo continental el sábado 25 de junio en el estadio de la Universidad de Phoenix.

Entre tanto, “la Albiceleste” demostró nuevamente su superioridad y la determinación de querer ganar un título con la selección mayor, luego de llegar a las finales del Mundial de Fútbol de Brasil 2014 y de la Copa América de Chile 2015, sin alcanzar la anhelada victoria, que podría llegar en esta edición centenaria, esperando que “la tercera sea la vencida”.

argentina resultadoEl primer gol del encuentro lo anotó Ezequiel “el Pocho” Lavezzi, tras anotar de cabeza al minuto 3, aprovechando la mala salida del guardameta Brad Guzan quien solo pudo seguir la trayectoria de la pelota con sus ojos y ver cómo el partido comenzaba de la peor manera posible.

El sufrimiento de los norteamericanos en la cancha era visible. Muestra de ello fue la perla de gol que “La Pulga” marcó en el 31’, luego de patear con la zurda una falta y encajar en la esquina izquierda del arco norteamericano, sin que el golero contrario pudiera hacer algo para detenerlo.

Fue una anotación que, fácilmente, puede designarse entre las mejores del torneo. Además, se convirtió en el gol número 55 de Messi con la camiseta argentina, lo que lo titula como el máximo goleador en la historia del combinado sudamericano, superando a Gabriel Omar Batistuta, quien anotó 54 dianas.

La segunda parte del encuentro se puede definir como “un monólogo argentino”. En el minuto 49, apenas 240 segundos después de haber terminado el descanso, Argentina volvió a marcar por medio de Gonzalo Higuaín para subir la cuenta, tras recibir un pase magistral de Lavezzi y quedar solo ante el arquero Guzan, quien pudo detener el primer disparo del “Pipita”, pero no el remate.

0-3 y el partido aún no estaba cerrado. El DT de los locales, Jürgen Klinsmann, se mantenía agachado viendo a la cancha y hasta podía leerse en sus labios “I can’t believe it” (no puedo creerlo).

Nada pudo hacer el estratega alemán, quien probablemente recordaba cómo hace 10 años vencía a “la Albiceleste” en cuartos de final de la Copa del Mundo 2006, en su tierra natal, dirigiendo a la selección teutona.

Pero Higuaín se encargó de disipar el recuerdo anotando el cuarto gol en el 85’, gracias a un pase perfecto de Messi, quien resultaría elegido como el Jugador Más Valioso del partido.

lesion lavezziAntes de finalizar el encuentro, se lesionaron tres jugadores argentinos en apenas ocho minutos: Marcos Rojo, Augusto Fernández y Ezequiel Lavezzi. Esta  situación bien puede “prender alarmas” en el cuerpo técnico albiceleste; no obstante, la profundidad de la banca de la selección sureña le permite “darse el lujo” de sustituirlos por otros jugadores del mismo calibre.

Así, la oncena rioplatense clasifica a su segunda final de forma consecutiva en Copa América. En la edición de 2015, cayó ante los anfitriones en penales, con resultado de 4-1. Esta es una nueva oportunidad de hacerse con un título continental, algo que no ocurre desde hace 23 años.

El rival de “La Albiceleste” saldrá de la semifinal que disputarán Chile versus Colombia, por lo que podría revivirse el enfrentamiento del año anterior entre chilenos y argentinos; o terminar midiéndose con los neogranadinos, quienes también han tenido un estupendo andar en esta Copa América Centenario.