Ajuste de cuentas dejó un niño herido y un joven fallecido en Petare

Un niño de 11 años, aproximadamente, llegaba su casa el miércoles 11 de enero a las 5:00 pm en el barrio San Miguel de Campo Rico, cuando fue alcanzado en la cabeza y estómago por varias balas; también contaron como víctima a Brayan Antuan Harrison, de 16 años.

De acuerdo con testimonios de vecinos del sector, el primero fue enviado a un centro asistencial donde fue intervenido y estabilizado. El segundo no sobrevivió a los múltiples tiros que habría recibido. Los residentes lo señalaron como un supuesto delincuente.

“Carlos (nombre ficticio del menor de edad herido) es un chamito viejo. Es súper serio, estudia y trabaja para ayudar a su mamá. Es de esos casos de jóvenes que están en los barrios que lo que quiere es superarse”, narró un habitante de este populoso sector de Petare.

Según este vecino, el muchacho comenzó desde el año pasado un proyecto de comercio: abrió una bodega en su casa. Compraba poco a poco refrescos y chucherías para venderlas y así aportar para la comida del hogar.

Los habitantes presumen que el suceso se originó por el conflicto entre dos grupos delictivos para tomar el control de la zona. Señalaron a la banda de “El Luquita“, cuyo territorio “dominado” el sector Segunda Vuelta de Mayo, como responsable del homicidio de Brayan.

Fuentes policiales indicaron que la madre del fallecido aseguró que días anteriores su hijo y los sujetos que le dispararon tuvieron un altercado. Pero se conoció también otra versión: “Hace como 20 días, los hermanos y primos de Brayan estaban en una discoteca y se pelearon con esa banda. A uno le dejaron el chachete cortado y a otro, la cabeza rota”, recordó el vecino.

whatsapp-image-2017-01-12-at-8-32-04-am

Este jueves 12 de enero, en un enfrentamiento con funcionarios de la Policía de Sucre, murieron dos jóvenes que eran investigados por el robo a un taxista cometido el día anterior. Estos fueron identificados como Argenis José Velásquez Muñoz, de 26 años y Ángel Gabriel Ortega Barreto de 19, alias “Luquita”, quien sería el mismo que habría disparado al niño de 11 años y a Brayan.

Una nota de prensa de la institución policial indicó que el enfrentamiento se originó en la zona 2 del barrio José Félix Ribas de Petare, aproximadamente a las 9:30 de la mañana. Los funcionarios que realizaban labores de patrullaje en la calle Baute, ubicaron a dos hombres junto a un carro con emblema de taxi, cuyas características correspondían a un vehículo robado a su conductor la noche anterior.

En el momento en que los patrulleros intentaron darles la voz de alto para la verificación de su documentación, los jóvenes atacaron a la comisión mientras emprendían la huida por unas escaleras, originándose la persecución hasta una vivienda que estos utilizaron como guarida. Allí fueron heridos y trasladados al hospital Ana Francisca Pérez de León, donde murieron.

Polisucre recolectó dos armas de fuego que usaron los delincuentes para atacar a los uniformados y recuperaron el taxi robado en la avenida Sanz.

img-20170112-wa166-retc

(Visited 7 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply