166 casas afectadas en Miranda por desbordamiento del Tuy y precipitaciones

Alicia Tovar, de 82 años, escuchó un ruido extraño a la 1 de la mañana por lo que se levantó de su cama y sintió el agua fría en sus pies. “Vi las ollas navegando en la cocina, todo estaba inundado”, narró para Efecto Cocuyo, sobre la inundación de su hogar en Ocumare del Tuy el pasado domingo, 6 de agosto.

Los vecinos llegaron a su casa y la asistieron, la cargaron para evitar que sus pies descalzos se lesionaran con algo en el suelo y la montaron en un autobús. Después de unos minutos, los bomberos llegaron a donde se encontraba y la llevaron a su sede en las cercanías, lugar donde pasó la noche debido a la inundación.

Así como Alicia, cientos de personas en el estado Miranda fueron afectadas por las inundaciones causadas por el desbordamiento del río Tuy y las fuertes precipitaciones en la entidad.

El director general de protección civil de Miranda, Víctor Lira informó a Efecto Cocuyo, que, para este martes, 8 de agosto, 166 casas fueron afectadas por el desbordamiento del río Tuy y las lluvias. La mayoría de las casas no presentaron daños estructurales, ya que el agua entró y salió de las viviendas con barro, dañando enseres y equipos eléctricos. Mientras que 7 edificaciones, se agrietaron por el deslizamiento de tierras.

Las consecuencias por las lluvias

Las 7 casas afectadas por el deslizamiento de tierra se encuentran en los Altos Mirandinos, en donde 17 viviendas se vieron perjudicadas producto de las inundaciones.

Lira comunicó, que  las consecuencias por las fuertes lluvias en la entidad, siguen mostrándose en diferentes zonas este martes. En la carretera Panamericana, desde el kilómetro 0 hasta Tejerías, se pueden ver deslizamientos. En la vía entre San Antonio de Los Altos y Los Teques, tierra saturada por las precipitaciones cedió y cayó en la carretera en ambos sentidos, lo que causó fuerte retraso vehicular durante la tarde.

El río Tuy deja casas llenas de tierra

Raúl Medina de 64 años, no es la primera vez que ve a su casa inundarse. Sin embargo, en sus más de 30 años viviendo en el sector Tamanaco del municipio Independencia, nunca había visto al río Tuy hacer tanto daño en su casa. “El agua alcanzó mucha altura, tuvimos que apurarnos para sacar nuestras cosas, pero fue demasiado rápido, a penas logramos rescatar las camas”, indicó.

Medina aseguró a Efecto Cocuyo que durante dos noches, desde el momento de la inundación el pasado domingo, 6 de agosto, tuvo que dormir junto a su familia en la calle, porque dentro de la vivienda, había “demasiado” barro y como no contaban con poca agua limpia, no podían lavar las habitaciones.

En el mismo municipio, otras 24 casas sufrieron daños por la crecida, por lo que la alcaldía del municipio envió cajas de comida a las personas de la comunidad y levantó un censo por los daños de los aparatos eléctricos.