Trasplantados denuncian distribución irregular de medicamentos en farmacias de alto costo

A cuentagotas y en muy pocas farmacias de alto costo entregaron medicamentos inmunosupresores, fármacos que requieren los pacientes trasplantados para evitar que se produzca un rechazo de órgano. La dotación del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) se agotó en cuestión de días.

Desesperada. Así se sintió Shoribell Yutiz, trasplantada desde hace tres años, cuando recibió la noticia de que había llegado micofenolato mofetilo a la farmacia del hospital Dr. Juan Daza Pereira de Barquisimeto, en Lara.

“Tenía tres meses sin retirar nada en el Seguro Social. Me sentí desesperada por llegar rápido a buscar las medicinas porque, apenas avisan, se acaban”, cuenta Shoribell, quien buscó los medicamentos el pasado lunes 23 de julio.

En el Dr. Juan Daza Pereira los pacientes pudieron retirar los fármacos desde ese día hasta el jueves 26 de julio. Sin embargo, la entrega de medicinas se limitó solo a un día en el Hospital Pastor Oropeza, donde funciona la otra farmacia de alto costo de Barquisimeto.

Los pacientes denunciaron que los medicamentos no tenían el sello del Ivss ni venían en cajas con las instrucciones en español

“En esa farmacia (Pastor Oropeza) solo entregaron el jueves y pudieron retirar medicinas apenas 33 pacientes“, lamentó Shoribell. “Ya se acabaron las dosis que llegaron. Fue un lote muy pequeño”.

Lara fue uno de los cuatro estados en los que el Ivss realizó la entrega de inmunosupresores. La Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) consultó a pacientes de distintas entidades y confirmó que también hubo distribución en Yaracuy, Zulia y el Distrito Capital.

Sin embargo, Francisco Valencia, director de la coalición, desconoce cuál fue el criterio de distribución de las medicinas y el convenio mediante el cual fueron traídas al país. También se desconoce la cantidad de tratamiento entregado a las farmacias.

A pesar de su cercanía a Caracas, Carabobo fue otro estado que se quedó sin inmunosupresores. Mayra Posada fue el jueves al Seguro Social de Yagua para preguntar si habían llegado medicamentos. La respuesta de los trabajadores fue negativa.

“No hay nada, no sabemos nada”, es lo único que le dicen a la paciente trasplantada hace 11 años. Tras enterarse de la entrega de medicinas en otros estados del país, Mayra se movilizó hasta la sede del Ivss para averiguar si había llegado su tratamiento.

“Tengo un año sin retirar nada por el Seguro Social. Estoy viva solo porque me han donado medicamentos de otros trasplantados que murieron”, dijo Mayra.

Valencia descartó que los medicamentos hayan sido traídos por un convenio con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y agregó que esta semana llegó al país un lote de inmunosupresores de este organismo. Sin embargo, precisó que la cantidad difícilmente alcanza para medio mes de tratamiento.

“La situación es realmente crítica. Solo en lo que va de 2018 han fallecido 11 pacientes trasplantados y hemos contabilizado cerca de 90 rechazos agudos por falta de tratamiento”, alertó el director de la ONG.

(Visited 173 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!