Trabajadores de la salud en la mira mientras crisis en los hospitales se agrava - Efecto Cocuyo

Trabajadores de la salud en la mira mientras crisis en los hospitales se agrava

Los jubilan o los expulsan de los posgrados. Los cambian de centros de salud o los detienen. Los agreden, los persiguen, los intimidan. En lo que va de 2019, las represalias contra los médicos, las enfermeras y el personal de los hospitales de la red pública venezolana han ido en aumento. Las acciones de retaliación son una respuesta a las denuncias de la crisis que se vive dentro de los recintos hospitalarios.

Uno de los casos más recientes es el de Neomar Balza, especialista en Traumatología y residente del posgrado de Cirugía de la Mano en el hospital Dr. Miguel Pérez Carreño.

El pasado 8 de marzo se divulgó un oficio firmado por la presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), Magaly Viña, en el que informó a Balza sobre la finalización de su contrato. Estaba cerca de terminar sus residencias en el Pérez Carreño y obtener su título de cirujano de la mano.

Foro Penal lleva el caso de Balza y denuncia que el médico fue expulsado del hospital después de levantar un acta sobre una paciente que murió por falta de tomógrafo y convocar una asamblea de trabajadores para discutir las condiciones del centro de salud.

“Cuando volvió a la institución a buscar sus pertenencias (después de su expulsión), lo agredieron”, denunció Alfredo Romero, director ejecutivo de Foro Penal.

A Balza se le permitirá culminar su posgrado, pero en otro centro asistencial, lejos de los pacientes a quienes había atendido en el Pérez Carreño. Su caso es uno de los más conocidos, pero no el único.

Según la ONG Espacio Público, el año pasado 51 trabajadores del sector público fueron detenidos por denunciar la crisis. De ese total, 10 laboraban para el momento en el sector salud.

Ana Rosario Contreras, presidente del Colegio de Enfermeros de Distrito Capital, considera que el asedio a los trabajadores de la salud arreció a partir de junio de 2018, cuando el gremio de Enfermería se declaró en paro por la situación en los hospitales y los bajos salarios. Posteriormente, se unieron a las demandas los médicos y el personal obrero.

“Hasta ahora hay más de 63 trabajadores de la salud que han sido obligados a renunciar y han sido amenazados”, afirmó Contreras a Efecto Cocuyo sobre cifras recogidas desde el año pasado. “Si no amáramos nuestro trabajo como enfermeras y trabajadores de la salud, estaríamos en cualquier otro país ganando dólares”.

Uno de los casos más graves registrados el año pasado fue el de Karen Peraza, Iliana Castillo y Denilda Luna, enfermeras del hospital Luis Razzetti de Barcelona (Anzoátegui). Fueron detenidas por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas tras haber participado en una protesta para exigir mejores condiciones de trabajo.

2019 de persecución

En medio de la expectativa por el ingreso de la ayuda humanitaria el pasado 23 de febrero y de la visita de la comisión técnica de las Naciones Unidas, el asedio a los trabajadores de la salud sigue en aumento.

Uno de los primeros casos que se conoció este 2019 fue el de Agustín Godoy, quien fue expulsado de sus pasantías médicas en el Hospital Militar de Barquisimeto tras haber participado como voluntario en la frontera colombo-venezolana el 23 de febrero.

Godoy cursaba sus estudios de pregrado en la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos.

Menos de un mes después, la madrugada del sábado 16 de marzo, efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas allanaron la casa de Ronnie Villasmil, médico y expresidente de la Sociedad de Médicos y Residentes del hospital Dr. Enrique Tejera en Valencia (Carabobo).

Villasmil sostuvo un encuentro con la comisión enviada por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos la noche anterior. El joven médico alertó sobre la situación que se vive en el hospital.

Lea también: Allanan vivienda de doctor que denunció ante comisión de la ONU crisis del Hospital de Valencia

El 18 de marzo el diputado José Manuel Olivares denunció que el doctor Keyner Celis fue sacado del hospital José María Benítez, en Aragua, por denunciar la crisis humanitaria.

El gremio médico también alertó que el doctor Carlos Prosperi, endocrinólogo del hospital José María Vargas, fue amedrentado por colectivos por la misma razón.

El presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, denunció el pasado miércoles 20 de marzo, que existe una “agresión permanente y continua” contra el personal de la salud y que estas represalias provienen de los directores de los hospitales, por “una orden dada desde el alto Gobierno”.

Lea también: 

Federación Médica exige que doctores destituidos retomen actividades “de inmediato”

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!