"Rogamos que no se vaya la luz mientras los dializan", familiares de pacientes renales #Apagón - Efecto Cocuyo

“Rogamos que no se vaya la luz mientras los dializan”, familiares de pacientes renales #Apagón

Pese a no abrir los domingos, este 10 de marzo la Unidad de Diálisis F.M.C. ubicada en la avenida Rómulo Gallegos, de Caracas, abrió sus puertas. Desde la tarde del pasado jueves, 7 de marzo, cuando comenzó el apagón que afectó a todo el país, el centro asistencial dejó de prestar servicio.

La hemodiálisis estuvo operativa para atender a los pacientes que no pudieron dializarse ni viernes ni sábado.

“Mi primo de 24 años no se dializaba desde el miércoles (6 de marzo). Ya estaba hinchado y sentía náuseas por no recibir el tratamiento“, relató a Efecto Cocuyo Ender Martínez.

Al veinteañero le correspondía recibir su sesión de diálisis el viernes (8 de marzo), pero la falta de energía eléctrica mantuvo paralizada la hemodiálisis por dos días consecutivos.

Ender, su tía y su primo atravesaron Caracas de punta a punta para que el joven pudiera recibir su tratamiento. “El viernes y el sábado vinimos, pero perdimos el viaje. Nosotros vivimos en el 23 de Enero y no tenemos otra forma de movilizarnos en medio del apagón que en taxi”, explicó Ender.

Este domingo llegaron antes de las 6:30 am al centro de diálisis. Vieron que adentro de la unidad las luces estaban encendidas y que el servicio eléctrico había sido restablecido en la zona. Esperaron unos minutos y el jovencito pudo ingresar a la hemodiálisis. “Fuimos los primeros en llegar”, aseguró Ender.

Edgar Brazón tampoco se dializaba desde el pasado miércoles. Tenía cuatro días sin recibir su tratamiento hasta que, este domingo, se dializó por tres horas. Una hora menos de lo que requiere la sesión regularmente.

“Mi esposo está adentro y lo están dializando. Mientras tanto, acá afuera estamos rogando que no se vaya la luz”, afirmó Belkis García, esposa de Brazón.

Este sábado, 9 de marzo, se trasladó junto a su pareja hasta la unidad de diálisis tras ver que el servicio eléctrico había sido restituido en la zona. Sin embargo, la luz no tardó en irse de nuevo.

“Acababan de ingresar a los pacientes cuando se fue la luz“, dijo Belkis sobre los hechos del sábado. “Las enfermeras tuvieron que desconectarlos. No tenían ni 20 minutos de haber iniciado la sesión de diálisis“.

La Unidad de Diálisis F.M.C. presta servicio a unas 90 personas de lunes a sábado y cuenta con aproximadamente 30 riñones artificiales, equipos utilizados para limpiar las toxinas que se acumulan en la sangre de los pacientes con deficiencia renal.

Este domingo había pacientes de todos los turnos. No obstante, Belkis aseguró que muchas personas desconocen que la unidad prestó servicio este domingo y que se dificulta avisarles al resto de los pacientes, debido a las fallas en la señal de telefonía móvil.

“No hemos podido avisarles a todos que la unidad está trabajando por el problema con las comunicaciones. Hay otros pacientes que no han llegado porque no tienen forma de movilizarse hasta aquí”, lamentó.

En estos últimos días Belkis y Edgar pasaron más de 48 horas de angustia ante la paralización de los centros de diálisis por el apagón. “Estábamos preocupados porque uno no sabe cuánto tiempo pueden durar ellos sin tratamiento”, aseguró Belkis sobre los pacientes con esta condición.

Según la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), para el sábado 9 de marzo habían fallecido 15 pacientes con insuficiencia renal por la inoperatividad de las unidades de diálisis.

Lea también: 

15 pacientes han muerto por no poder dializarse, afirma Codevida

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!