Once niños fallecidos por reaparición de bacteria Serratia Marcescens en Barquisimeto

Once niños fallecieron en el Hospital Universitario de Pediatría Dr. Agustín Zubillaga (HUPAZ) de Barquisimeto, estado Lara, por una bacteria resistente a los antibióticos conocida como Serratia Marcescens. Entre enero y marzo de 2018, se registraron 28 casos confirmados de infección grave por la bacteria (la mayoría neonatos y con menos de 1 año de edad) donde ademas mas de la mitad de los niños fallecidos estaban en condición de desnutrición.

Según la investigación del diario larense El Impulso, el brote, cuyo último registro se remonta a 1990, reapareció nuevamente en septiembre de 2016 con un un caso en el área de Cirugía ubicada en el 1er. Piso del hospital pediátrico, siguió en Atención Médica Inmediata (2017) y llegó a  la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) (2018).

El 4 de enero de 2018 se registró el primer caso de muerte por esta bacteria, de acuerdo al historial médico presentado por la doctora Leymilena Jaime, pediatra intensivista de la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica y Neonatal Dr. Francisco Finizolla Celli del HUPAZ. Se trató de un lactante de 8 meses, hospitalizado en Pediatría General, quien murió seis horas luego de haberse producido los primeros síntomas de la infección, que comenzaron con lesiones purpúricas en piel, en miembros inferiores, fiebre, taquipnea, taquicardia y rápida progresión de las lesiones. Se interpreta como shock séptico de punto de partida de pie.

Luego, el 8 de enero del mismo año, hubo otro caso similar. Esta vez era una niña de 4 años de edad, con hidrocefalia congénita, retraso psicomotor y desnutrición severa como el lactante. Esta joven se encontraba en Pediatría por recuperación nutricional.

El tercer caso se trató de un recién nacido. De él se recibió solo el resultado de un hemocultivo tras fallecer en la UCI, días antes que los anteriores pacientes. “Tenía shock séptico en falla multiorgánica, con coagulación UCI vascular diseminada, y con lesiones de piel purpúricas generalizadas”, expresó la doctora Jaime, quien narró a El Impulso el desarrollo los distintos casos de fallecimiento de infantes producto de esta afectación.

La serratia marcescens se mantenía en el HUPAZ, aprovechando el momento para atacar el organismo de los niños hospitalizados y así cuatro pacientes, menores de 2 años y que procedían de Pediatría y Atención Médica Inmediata, ingresaron a la UCI con condiciones desfavorables. Los cultivos fueron tomados 48 antes de haber ingresado allí, y dieron positivo.

La doctora informó que “luego de este reporte, logran ser identificados 19 casos de pacientes, 17 de ellos con aislamientos positivos para serratia marcescens y dos pacientes con clínica muy parecida, a los cuales no pudo realizarse cultivos por no disponer de laboratorio en la institución, ni contar los padres con recursos económicos para realizar los mismos. Es importante resaltar que el HUPAZ se presentó un colapso de cloacas en el mes de febrero (de 2018) que afectó gran parte del hospital”.

La bacteria serratia marcescens se adquiere en ambientes hospitalarios, se coloniza en la orina, heridas y secreciones respiratorias, ademas se transmite por ventilación mecánica, desinfectantes, jabones y baños.

(Visited 4.657 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!