Ni los centros de salud se salvaron de los estragos del apagón del #31Jul

Yesely Bolívar estaba recibiendo su diálisis cuando la Unidad de Diálisis Jayor se quedó completamente a oscuras. Ella y otros seis pacientes renales estaban “conectados” a las máquinas que realizan el tratamiento dialítico y que se encargan de purificar la sangre. Sin electricidad, todo se paralizó. Lo mismo ocurrió en otros centros de salud de la capital, con el apagón registrado poco después de las 9:00 am de este martes 31 de julio.

“Me asusté, nos dio mucho miedo”, cuenta Yesely, quien permanecía “conectada” cuando se presentó la falla de energía. Parte de su sangre quedó “atrapada” en la máquina, que funciona como riñón artificial y cumple con la función de eliminar las toxinas del tejido sanguíneo.

Las enfermeras de la unidad de diálisis tuvieron que hacer la desconexión de forma manual y retrasar el proceso por la falta del servicio. “En mis cuatro años dializándome nunca me había pasado algo así”, afirma Yesely.

Lea también: Caraqueños se quedaron sin bancos, transportes ni comercios durante el apagón #31Jul

Debido a la interrupción del servicio eléctrico, la paciente solo pudo dializarse por dos horas. El tratamiento normal debería durar cuatro horas con una frecuencia interdiaria. Pese a la falla de electricidad, Yesely fue una de las pocas que tuvo la “suerte” de dializarse un poco en la unidad Jayor.

“Los pacientes de los otros dos turnos no pudieron dializarse ni una hora porque no había luz. Mañana (jueves 2 de agosto) eso va a estar lleno de personas que necesitan hacerse el tratamiento“, apunta.

El apagón de este martes, que dejó 80% de la capital sin energía eléctrica, no solo afectó los servicios, las ventas y los sistemas bancarios de tres estados del país, sino también a los centros de salud de la Gran Caracas.

En el Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño, ubicado en La Yaguara, trabajaron a punta de las plantas eléctricas. Sin embargo, la energía de estas no fue suficiente para poner en funcionamiento la máquina utilizada para esterilizar los instrumentos quirúrgicos.

Lea también: Ministro de Energía denuncia nuevo sabotaje en subestación eléctrica #31Jul

“Esa máquina se usa para esterilizar todo el material de hospital y, sin eso, no se pueden hacer operaciones. Estuvimos desde las 9:15 am sin luz y no volvió a llegar sino a las 3:00 pm, aproximadamente”, explica Francis, una enfermera del nosocomio.

En los centros de salud privados el apagón también “trastocó” la normalidad de médicos y pacientes. En la clínica Sanatrix y en la clínica La Floresta, las plantas eléctricas respondieron a la interrupción del servicio. Sin embargo, en la clínica El Ávila los pasillos se quedaron a oscuras y las consultas fueron suspendidas.

El suministro de energía de la planta iluminó solo unas alas de la clínica y los quirófanos.

Lea también: 

“Perdimos unos 400 millones en ventas por el apagón”, afirma comerciante de Caracas

(Visited 83 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!