Informes internacionales minimizan crisis alimentaria en Venezuela, opinan expertos

Pocos datos ante la crisis alimentaria. Tras la publicación de los reportes anuales de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y la Red de Información de Seguridad Alimentaria (Fsin), expertos en el área opinaron que los informes internacionales no reflejan la magnitud de la crisis venezolana.

El pasado 11 de septiembre, FAO publicó su informe anual sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo. Contrario al año 2017, cuando el documento mencionó que hubo un alza importante de la subalimentación en Venezuela, en esta edición no se dijo nada sobre el país. Sólo aparecen los datos de cuatro de los ocho indicadores estadísticos con los que trabaja la organización.

El informe reflejó que en el período 2015 – 2017, 11,7% de los venezolanos sufrió subalimentación severa (dieta deficiente por falta de nutrientes). En el 2016, 25,2% de la población adulta sufría de obesidad, mientras que 23,9% de las mujeres en edad fértil sufrieron de anemia.

Por su parte, la Red de Información de Seguridad Alimentaria (Fsin, por sus siglas en inglés) dio a conocer su Reporte Global de Crisis Alimentarias 2018 el pasado miércoles 17 de octubre. En contraste con la FAO, la organización explicó que Venezuela es uno de los ocho países del mundo que no cuenta con datos suficientes para mostrar un panorama de la alimentación.

Tampoco hay información de Cuba, Congo, República Dominicana, Eritrea, Kirguistán, Papua Nueva Guinea y las Islas Filipinas.

En el reporte se señala que 6,7 millones de personas dependen de los “programas de distribución de comida” del Gobierno y que más de un millón de venezolanos dejaron el país por la escasez de productos básicos y la altísima inflación.

El pasado 16 de octubre, un grupo de ONG pidió a la FAO interceder ante el Estado y canalizar asistencia alimentaria en Venezuela. También se solicitó a las Naciones Unidas abogar por el derecho a la alimentación.

Suramérica no está preparada

La médico nutróloga y miembro de la Fundación Bengoa, Marianella Herrera, comentó sobre los informes que la FAO adopta una posición “cínica” con respecto a la crisis alimentaria en Venezuela, situación que afecta a Suramérica por la diáspora.

Explicó que, según se indica en el informe, hay un deterioro en la lucha contra el hambre en los países con conflictos políticos. A nivel mundial, los datos de desnutrición severa, retraso del crecimiento y obesidad se asocian a la inseguridad alimentaria y la pobreza.

Señaló que en el año 2013, el entonces secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, habló sobre la necesidad de hacer un mandato para que el personal de la ONU reporte lo que sucede en sus respectivos paises. De esta forma, se protegería a la población civil.

Herrera sugirió a las autoridades de la FAO que también se avoquen a trabajar por la disminución de la incidencia del retardo del crecimiento.

“El retardo del crecimiento implica otras complicaciones que si bien no comprometen la vida en este momento, van a hacerlo en el futuro. Cuando tu tienes un niñito que no come bien, que se enferma, al final va a tener una alteración en su desarrollo cognitivo“, detalló la nutróloga.

Pelagra

La presidenta del capítulo de desarrollo y nutrición de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, Livia Machado, señaló que las autoridades sanitarias deben guiar políticas que les permitan conocer las condiciones de salud de la población para optimizar los gastos de los centros de salud.

“Si te dicen que hay un problema de desnutrición severa, la obligación de las autoridades es ver qué está pasando en las comunidades. En la medida en que lleguen más desnutridos severos a los hospitales, se quedarán más tiempo y el gasto en salud será mayor para el Estado”, comentó sobre las alertas que han dado ONG`s a las autoridades del Estado.

Aseguró que se han reportado fallecimientos por problemas de desnutrición severos, con complicaciones como pelagra, una enfermedad producida por deficiencias nutricionales vinculadas al déficit de proteínas y vitaminas. “Nunca lo habíamos visto en Venezuela, a menos que fuera en condiciones de aislamiento”, comentó Machado al hablar de la crisis alimentaria que atraviesa el país.

Lea también: 

ONG piden a FAO canalizar asistencia alimentaria en Venezuela

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!