Yulimar Rojas y el salto que la llevó a ser la mejor atleta del continente en 2017

Pegando brincos. Así ha transcurrido la vida de Yulimar Rojas y fue precisamente eso lo que la llevó al estrellato del deporte mundial. Dio sus primeros saltos en Caracas, la capital del país, donde nació el 8 de octubre de 1995, pero poco tiempo después se mudó a Puerto La Cruz, estado Anzoátegui, donde comenzó su carrera deportiva.

Al comienzo su interés lo captó el voleibol, ya que siendo una joven espigada con  notable agilidad, lucía con ventaja para practicarlo. Sin embargo, fue justamente ese deporte el que le abrió las puertas a su carrera profesional.

La selección nacional de voleibol había logrado la clasificación a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y Yuli, como le dicen sus amigos y familiares, fue a continuar sus prácticas en el polideportivo de Anzoátegui. Pero allí no había entrenadores de voleibol, sino de atletismo, para quienes las aptitudes de la muchacha no pasaron inadvertidas.

Allí encontró su rumbo. Destacó en los XVIII Juegos Nacionales de Atletismo celebrados en el estado Lara y, teniendo apenas 15 años, ganó la prueba de salto alto con 1.70 metros. Luego, un año después, en el Campeonato Sudamericano Juvenil de Atletismo 2011 se quedó con el trono de la categoría al dominar los 1.78 metros.

Los éxitos siguieron mientras la cosecha de títulos y reconocimientos fue ampliándose. Sus triunfos en los XVI Juegos Nacionales Estudiantiles de 2012, Grand Prix Ximena Restrepo 2013 y el Campeonato Panamericano Juvenil de Atletismo 2013 fueron forjando su carrera. Pero fue en el 2015, en el Campeonato de Venezuela de 2015, cuando terminó de consolidarse como la mejor del país en saltos al obtener la marca de 6,57 metros la categoría de longitud y 14.17 metros para llevarse el triple salto.

Uno de los saltos más importantes de su carrera hasta ahora llegó el 14 de agosto del año pasado, mientras competía por el triple salto en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Con marca de 14.98 metros obtuvo la medalla de plata, luego de ubicarse solo por detrás de la colombiana Catherine Ibarguen, quien logró un salto sobre los 15.17 metros.

La revancha llegó un año después. El 7 de agosto de 2017 se enfrentó nuevamente a la colombiana, a quien superó en el Campeonato Mundial al aire libre y se convirtió en la primera atleta venezolana en conseguir una medalla de oro en dicho certamen, luego de saltar hasta los 14.91 metros, apenas dos centímetros sobre la marca de la neogranadina.

Sus esfuerzos fueron premiados el 20 de septiembre de este año, cuando la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (Anoc) la seleccionó como la mejor atleta femenina del 2017 en el continente americano.

Foto: AFP