“Vivíamos modestamente en Venezuela”, ocho frases de los Flores a la DEA

Tres horas y media duró el viaje desde Puerto Príncipe hasta Nueva York. En el trayecto, mientras fueron trasladados por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), los familiares de la primera dama de Venezuela, Franqui Francisco Flores y Efraín Campo Flores, completaron sus confesiones a los oficiales americanos. Los Flores confesaron haber participado para conspirar en la importación de cocaína a los Estados Unidos. Una de tantas afirmaciones a la DEA.

En operaciones con oficiales encubiertos y entre viajes a Haití, Venezuela y Honduras, los oficiales del organismo para el control de estupefacientes dieron con el paradero de los familiares de la primera dama de la República, Cilia Flores. No solo en la confesión, sino en reuniones con los infiltrados, los agentes encontraron motivos para inculpar a los venezolanos.

Pruebas como fotos, grabaciones y audios, sirvieron para comparar las declaraciones de los Flores con los hechos. A continuación, ocho frases de los sobrinos reseñadas en el informe de la DEA, publicado el pasado sábado, 23 de julio.

1. El sobrino de Cilia Flores, Franqui Francisco Flores, confesó a los oficiales de la DEA que esperaba que el primer cargamento de droga generara una ganancia de aproximadamente cinco millones de dólares. De esta cantidad, a él le corresponderían cerca de 560 mil dólares.

2. “Hemos estado haciendo dinero por muchos años”

Dijo Campo en su confesión a los agentes de la DEA. “Desde que empezamos a hacer dinero, hemos sido ostentosos”, añadió.

3. El informe de la DEA también indica que Campo contradijo en video parte de sus afirmaciones a los efectivos de seguridad. El ahijado de la primera dama señaló que él y Flores “carecían de la capacidad para suministrar cocaína”. Sin embargo, admitió que el kilo que recibió le fue otorgado bajo concesión: “Me fue provisto sin ningún costo”, dijo.

4. “Gano 10 mil millones de dólares del petróleo” 

Aseguró el ahijado de la primera dama en una de las grabaciones de los infiltrados de la DEA. Agregó que manejaba “Ferraris”.

5. También afirmó que “no tenía forma de saber” qué contenía el kilo de droga que le fue entregado en Caracas por parte de dos infiltrados, pero cuando la DEA le mostró una foto de la sustancia, respondió: “usted sabe lo que es”.

6. “Fui contactado por individuos que luego resultarían ser informantes confidenciales”

Fue la última versión que dio el ahijado de la Primera Dama. Sin embargo, en un principio, Campo dijo a los oficiales durante su confesión que “Hamudi” lo puso en contacto con un traficante de cocaína vinculado a las FARC (“El Gocho”) y otro traficante de drogas en Honduras (“El Negrito”, también conocido como “El Flaco”).

7. No tenemos acceso a ningún medio de transporte para mover drogas, como aviones”

Aseguró Campo a los presuntos “informantes” sobre su condición y la de Flores en unos registros obtenidos por los oficiales. Sin embargo, ambos viajaron a Honduras y a Haití en un jet privado.

8. Campo también confesó sentir que su reputación en Venezuela era tal, que podría lograr el despacho de 800 kilos de cocaína desde Maiquetía sin ayuda del Gobierno ni los efectivos militares o policiales.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply