Vinculan a dos poliaragua con muerte del primer policía asesinado en 2017

miguel-felipe-rebolledo-cicpc

Fueron privados de libertad los funcionarios de la Policía del estado Aragua Steven Beltrán Fuentes, de 33 años de edad, y Ángel Gerardo Velázquez, de 49 años, por su presunta responsabilidad en la muerte del agente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Miguel Rebolledo Arana, de 22 años, ocurrida en la madrugada del 1 de enero.

El agente Rebolledo se encontraba en las inmediaciones del Cementerio Municipal de Palo Negro cuando fue víctima del robo de varias de sus pertenencias. Por tal motivo, se trasladó de inmediato a la estación policial cercana, donde solicitó ayuda para recuperar sus credenciales como efectivo del Cicpc.

Beltrán Fuentes, Gerardo Velázquez y Rebolledo Arana llegaron al sitio del hecho a bordo de una patrulla de la policía aragüeña, y luego realizaron un recorrido por el área. Poco después, el agente de la policía científica fue herido por un disparo que habría sido efectuado por el oficial jefe.

Los funcionarios habrían informado en su reporte que encontraron el cuerpo del joven de 22 años en el lugar; sin embargo, tras labores de inteligencia supervisadas por representantes del Ministerio Público y ejecutadas por efectivos del Cicpc, se presume la autoría de Steven en el suceso, así como la cooperación de su compañero.

Este martes 3 de enero, los fiscales 34ª auxiliar nacional y 20º de Aragua, Marbella Vargas y Alexander Perán, respectivamente, imputaron al oficial jefe  Beltrán Fuentes como autor en el delito de homicidio calificado con alevosía en perjuicio del joven y uso indebido de arma orgánica.

Al supervisor agregado Gerardo Velázquez se le imputó como cooperador inmediato en el primer tipo penal y a ambos se les precalificó el delito de simulación de hecho punible en grado de coautoría.

Los fiscales del caso solicitaron al Tribunal 9º de Control de Aragua la privativa de libertad contra los dos policías, medida que fue dictada por esa instancia judicial y ahora los funcionarios permanecerán recluidos en las instalaciones de la Comisaría José Félix Ribas del referido organismo de seguridad regional.

Artículos relacionados