Viajeros varados por especulación en pasajes copan terminal de La Bandera

“¡Barinas, Barinas! ¡Valencia, Valencia! ¡Lara, Lara!”, gritaban los revendedores o “piratas” en las afueras del terminal de La Bandera, el más importante de Caracas y el principal enlace entre la ciudad capitalina con el occidente del país, en busca de viajeros que, cansados de esperar por la compra de un pasaje en la taquilla, accedan a gastar al menos 100% más de lo estipulado en los tarifarios oficiales.

Dentro de las instalaciones del terminal, las colas de personas parecen interminables, quedando poco espacio libre para caminar por los pasillos. Algunos, incluso, hacen fila desde la madrugada en espera de un pasaje.

Tal es el caso de la señora Marta, quien se encontraba desde las 5 de la mañana en las instalaciones del terminal intentando comprar un boleto que le permitiera tomar un transporte hacia Maracaibo. “Allí están los revendedores“, decía la señora Marta mientras señalaba con su dedo hacia la calle, “pero, ¿quién va a tener efectivo para pagarles?”, se preguntaba con resignación.

Los dueños de las líneas privadas que prestan servicio en el terminal anunciaron que se declaraban en paro el pasado 12 de diciembre, luego de que el Ministerio de Transporte les prohibiera el aumento de los precios de los pasajes, lo cual ha generado un caos en la movilización de pasajeros por la baja cantidad de autobuses disponibles.

“Sólo funcionan las líneas de Barinas y Lara“, contó a Efecto Cocuyo un empleado de la taquilla de información del terminal y precisó que todas las 77 líneas de transporte que laboran en el lugar han resultado afectadas. “Las taquillas están cerradas. Muy pocas personas están trabajando”, precisó.

Esta situación ha sido aprovechada por los llamados “piratas”, que son unidades independientes que cobran a sobreprecio el traslado de los viajeros a sus respectivos destinos y cubren las rutas mencionadas pero sin ningún control de las autoridades de transporte, por lo cual viajar en ellas resulta un riesgo para la seguridad de los pasajeros.

De acuerdo con la lista de precios fijada por el Gobierno nacional en la Gaceta Oficial nro. 6221, un viaje desde Caracas hasta San Cristóbal, que resulta el pasaje más costoso, se debe vender en 5.168 bolívares. Los transportistas habían propuesto el aumento del valor de los pasajes entre que oscilaba entre los Bs. 12 mil y los Bs. 15 mil, siendo éste último el precio para la capital tachirense, es decir un aumento del 190,24%.

“Un pasaje a Lara me sale en 3.500 bolívares, y allá afuera los revendedores lo venden al doble, mínimo en 7.000″, dijo un hombre que, al igual que la señora Marta, esperaba en la cola para comprar un pasaje en la taquilla de una de las líneas privadas.

Efecto Cocuyo intentó hablar con los gerentes de las distintas líneas de autobuses que operan en el terminal de La Bandera pero ninguno quiso declarar, alegando que “no estaban autorizados”, por lo que no pudieron conocerse con precisión sus exigencias, más allá de lo referido por usuarios y trabajadores del terminal.

Precios hasta tres veces más caros que en 2015

Para diciembre de 2015, un pasaje desde la capital hacia San Cristóbal tenía un valor de Bs. 1.241,84. Hoy, como se ha visto, supera los 5.000 bolívares.

Lo mismo ocurre, por ejemplo, con un viaje al estado Barinas. De un costo de 785,19 bolívares en las pasadas fiestas navideñas, subió a 2.743 bolívares en diciembre de este año.

Consulte en la Gaceta Oficial la lista completa con los precios de viajes

Gaceta Oficial Nº6.221 Extraordinario 17%2F03%2F2016 by Alessandro Di Stasio on Scribd