Venezuela se corona campeona de Sudamericano de Baloncesto ante Brasil

Venezuela se quedó con el invicto y con la medalla de oro del Campeonato Sudamericano de Baloncesto al vencer a Brasil con marcador de 64-58, en un partido no apto para cardíacos que tuvo pasión e intensidad desde principio a fin. Los criollos revalidaron su título sudamericano conseguido en 2014 y es el tercer título que gana Venezuela en baloncesto masculino en los últimos 2 años, luego del Sudamericano de 2014, el FIBA Américas de 2015 y este Sudamericano de 2016.

El primer cuarto de la final de este Campeonato Sudamericano de Baloncesto comenzó con un claro dominio venezolano, que siempre se mantuvo con la ventaja en el marcador. Gregory Vargas ligó dos triples consecutivos para colocar la ventaja venezolana 12-6. El combinado criollo logró poner el partido hasta con 8 puntos de diferencia, no obstante los brasileros contaron con una reacción gracias a los puntos de Carlos Olivinha y Marcus Toledo para poner el cotejo por un punto de diferencia faltando poco más de un minuto en el primer cuarto. El primer parcial del encuentro final quedó 20-17 favorable a Venezuela, siendo el más destacado en punto Gregory Vagras, quien anotó un total de 10 unidades.

El segundo cuarto inició con mucha intensidad por parte de los brasileros, que anotaron rápidamente 7 puntos para ponerse adelante en el partido mientras Venezuela no podía anotar aún en las primeras de cambio del periodo. Andrade Jefferson fue quien tomó la batuta del ataque brasilero y fue él quien logró anotar un doble y un triple para capitalizar el buen momento de Brasil. Venezuela perdía por 4 puntos (20-24), pero llegó la tan ansiada reacción gracias a una cesta de José Vargas, a 4 puntos de Néstor Colmenares y a una enorme bandeja de Luis “El tsunami” Bethelmy. Ocho puntos al hilo hicieron que la vinotinto se colocara nuevamente por delante en el marcador con parcial de 28-24. Faltando 5:22, José “Grillito” Vargas recibió el pase de su hermano Gregory Vargas y encestó un triple que encendió a la fanaticada criolla que colmaba el Poliedro de Caracas. Venezuela ganaba 32-24, pero aún quedaba tiempo en el segundo cuarto.

Venezuela lo perdía 32-33 y faltaba menos de un minuto para que culminara la primera mitad. Cuando todo parecía que los criollos se irían al descanso con el marcador en contra, llegó una perfecta rotación de balón que dejó en gran posición a David Cubillán quien encestó un triple sumamente importante que pudo dejar a Venezuela con la ventaja 35-33 en un partido sumamente disputado y con mucha intensidad por parte de ambos equipos.

Los jugadores más destacados de Venezuela en esta primera mitad fueron Gregory Vargas y su hermano José Vargas, con 11 puntos y 7 puntos, respectivamente. Los rebotes fueron dominados por “El Tsunami” Bethelmy con 4 y José Vargas lideró las asistencias con 3. Por Brasil destacaron los 10 puntos de Marcus Toledo y los 5 rebotes del gigante Carlos Olivinha, que fue importante pieza para la reacción de los brasileros.

La segunda mitad vio cómo salieron ambos equipos con mucha más intensidad y buscando hacerse con el título sudamericano. Venezuela pudo anotar primero, pero Brasil logró empatar las acciones a 37 puntos, faltando aún 6 minutos del 3er cuarto. Los visitantes lograron colocar las acciones 37-42 y poner contra la pared a Venezuela que necesitaba de una reacción urgente. El público comenzó a hacer de las suyas, aupando a la vinotinto cada vez que atacaba y pitando de forma ensordecedora a los brasileros cuando tenían la pelota. El entrenador de la selección venezolana, Néstor “Ché” García movía los brazos hacia arriba y hacia abajo pidiéndole a las más de 13.000 personas que hicieran ruido y metieran presión en el encuentro. Pareciera que el gesto de García funcionó como acto de magia, porque la selección criolla logró dos robos y anotar 4 puntos, para poner el partido por dos puntos 45-47. El tercer cuarto finalizó 48-50 y Venezuela llegaba al último periodo con el compromiso de mejorar el movimiento del balón y las rotaciones de jugadores, además, la vinotinto tenía que mejorar notablemente la efectividad en los tiros, especialmente en los triples puesto que los criollos apenas tenían 23.81% de efectividad desde la larga distancia.

Luego de que pasaran 3 minutos sin anotaciones, la selección venezolana se fue adelante con un triple José “Grillito” Vargas, que puso el partido 51-50 para la algarabía de los fanáticos en el Poliedro de Caracas. Gregory Vargas recibió una falta antideportiva y tuvo el derecho de pararse en la línea de los tiros libres. Vargas hizo los 2 y puso a ganar, nuevamente, a Venezuela, mientras la fanaticada gritaba “¡Sí podemos!”. Minutos de angustia vivió Venezuela, pero al buena defensa criolla provocó dos fallos consecutivos de Brasil y la vinotinto lo aprovechó con una nueva cesta de Gregory Vargas para poner el partido 57-54, faltando 04:07 minutos en el último cuarto. Faltando 1 minuto, Venezuela perdía 57-58 y había fallado ya 4 posesiones de forma consecutiva, pero a la quinta fue la vencida: Gregory Vargas se metió en velocidad y logró una bandeja perfecta para poner el partido 59-58, favorable a Venezuela.

La tensión era palpable, pero la fanaticada tenía esperanza y llegó un robo milagroso de José Vargas, quien metió una mano salvadora para tomar la pelota. Luego hubo intento de triple para Gregory Vargas que no fue exitoso, pero Néstor Colmenares tomó el rebote y la posesión de 24 segundos volvió a ser favorable para Venezuela. Windy Graterol logró dos tiros libres para darle ventaja a Venezuela ventaja de 61-58 con 19 segundos en el reloj. Brasil desperdició una nueva ocasión y Néstor Colmenares tomó la pelota pero antes de enfilarse hacia el aro, recibió una falta y también se tuvo que parar en la línea de tiros libres. Colmenares encestó y puso el partido 62-58 para dejar a Brasil por diferencia de dos posesiones y ya los criollos tenían una mano en el trofeo del Campeonato Sudamericano.

Graterol encestó uno de los dos tiros libres y ya Brasil no tenía nada que hacer. Los gigantes del sur caían, una vez más, ante Venezuela que se alzaba con el Campeonato Sudamericano de Baloncesto por tercera vez en su historia y por segunda vez consecutiva. Con esta victoria, Néstor “Ché” García se convierte en el segundo entrenador en ganar su tercer título de Sudamericano de manera consecutiva. La primera vez, en 2012, lo ganó dirigiendo a Argentina y las dos veces más recientes, en 2014 y 2016, dirigiendo a Venezuela.

Los líderes totales en el partido para Venezuela fueron Gregory Vargas, con 21 puntos. Néstor Colmenares fue vital con los rebotes y consiguió un total de 9 mientras que las asistencias fueron dominadas por José Vargas, con 5.

Venezuela clasificó para la Copa América de baloncesto 2017, un torneo que sustituye al FIBA Américas. Además, se accede a la División A de la Clasificación de las Américas para la Copa Mundial de Baloncesto de 2019.

El podio de este Campeonato Sudamericano de Baloncesto fue completado con Uruguay, que derrotó a Argentina por el partido de la medalla de bronce con marcador de 87-83.

El más valioso del torneo fue Gregory Vargas, quien tuvo un total de 79 puntos, promediando 13.2 unidades por partido.

Sin duda que esta generación de jugadores puede ser considerada como una de las mejores en la historia del baloncesto venezolano, por lo menos en títulos ha sido la más exitosa. Además, el manejo del argentino Néstor “Ché” García ha sido sumamente efectivo e importante, para que Venezuela se haya metido en la escena americana de baloncesto y vaya a dar la pelea en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

 

 

 

(Visited 60 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!