1 Comment
  1. No sé, o no logro entender las posiciones políticas de candidatos de la derecha, como el de Ecuador, cuestionanando a Venezuela porque según ellos los de derecha en Argentina, Paraguay, Brasil, Ecuador, además de la Europa derechista y el Norte derechista, no reconocen elecciones que hayan ganado candidatos de izquierda, aunque esta sean izquierdas moderadas, más centristas que radicales, en Venezuela sabemos no hay un gobierno que en sus políticas económicas haya logrado un vuelco a la estructura capitalista, solo de nombre el Socialismo del Siglo XXI, porque lo de Bolivariano, sí se logró una Constitución con la Doctrina de Bolívar, pero en materia política no se desmanteló a la manera de hacer vieja política a los partidos tradicionales de derecha, y estos han sido factor decisivo en el bloqueo de las políticas económicas y las reformas, planes proyectos de sus adversarios, a veces no entendemos el por qué el excesivo celo, que para en envidia política entre distintas corrientes, que se entre bloquean y perjudican a la nación, al pueblo, al desarrollo, y la convivencia sana para que las leyes sean el camino indicado para la gobernabilidad democrática, es triste tanta diatriba, tanta guerra psicológica, tanta intriga, tanto distanciamiento por razones de tipo ideológico o religioso, es lo que ha venido marcando el atraso de nuestros pueblos.
    Mientras se persista en guerras extremas de las ideas, los pueblos estarán condenados por los malos liderazgos negativos, que se empeñan en perturbar la liobre confrontación, convirtiendo todo en división, odio, insultos, hasta hay casos tan extremos que se planea eliminar al adversario ideológico, absurdo, está contra la razón, es una especie de obnubilación que aleja a los humanos del privilegio natural de la inteligencia, cayéndose en acciones que desdicen del ser humano, hasta peor que los seres irracioinales es el actuar del politiqueo y no de la ciencia política.
    La lógica sería que derechas e izquierdas se respetaran cuando cualquiera de los dos goce del favor de los pueblos en llevarlos al poder, pero si se observa que la derecha es más radical, y actúa en extremos, las izquierdas modernas más bien como que duermen en los laureles y se dejan ganar la delantera de las derechas aunque llegan al poder, pero pareciera no se acoplan a sus doctrinas……

Leave a Reply