Venezuela exporta nuevo caso de sarampión, esta vez a Ecuador

El Ministerio de Salud de Ecuador confirmó, este lunes, 2 de abril, el primer caso de sarampión en el país desde el año 2011. La información fue dada a conocer por la titular de la cartera de Salud, Verónica Espinosa, quien detalló que se trata de un niño de cinco años de edad proveniente de Venezuela y que ingresó el pasado 27 de marzo por la frontera norte.

Las autoridades indicaron que el paciente presentó fiebres y erupciones en la piel, por lo que fue trasladado a un centro de salud local. Inmediatamente se activó una alerta epidemiológica y se aisló el caso. A su vez se fortaleció la vigilancia y se activó la vacunación contra esta infección viral y contra la difteria y la fiebre amarilla, enfermedades que están presentes en los países vecinos.

Este no es el primer caso de sarampión proveniente de Venezuela en un país de la región. El gobierno colombiano informó que para el pasado sábado, 24 de marzo, habían sido confirmados tres casos importados del vecino país en lo que va de año.

Venezuela “exporta” epidemias

La epidemia de sarampión en territorio venezolano ha desbordado de a poco las fronteras. Ana Carvajal, infectóloga del Hospital Universitario de Caracas, ve con preocupación la situación y advirtió que, pese al silencio de las autoridades, “es una realidad que Venezuela está exportando casos de sarampión“.

En su último boletín epidemiológico, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) denunció que Venezuela “punteaba” en la región con un registro de 159 casos de sarampión desde el 1 de enero de 2018 hasta el 16 de marzo.

El reporte también detalla que desde la segunda mitad de 2017, el país suma un total de 886 casos confirmados, número que supera con creces los registros de otros países del continente y que mensualmente aumenta.

En lo que va de 2018, Venezuela se llevó el primer lugar con 159 casos. En segundo y en tercer lugar le siguieron Brasil (14 casos) y Estados Unidos (13 casos), respectivamente.

“Esta situación representa un riesgo para todos los países a los que está migrando los venezolanos, especialmente los fronterizos“, apuntó la infectóloga. Agregó que los gobiernos involucrados deberían implementar un control a nivel de frontera para evitar la propagación de la enfermedad

“Muchas veces lo que pasa es que no hay síntomas porque el paciente está en proceso de incubación, que puede tardar hasta 18 días, y no se le detecta la enfermedad sino cuando empiezan a manifestarse y ya ha llegado a la ciudad de destino”, explicó Carvajal.

La reaparición y propagación de la enfermedad en los países a los que llegan los casos importados depende del nivel de cobertura de vacunas que tengan sus respectivas poblaciones.

Epicentro en estado Bolívar

El sarampión se ha propagado con rapidez por todo el territorio venezolano desde que la Alianza Venezolana por la Salud alertó sobre la reaparición de la enfermedad en septiembre del año pasado, una infección que regresa 15 años después de haber sido controlada.

La OPS indicó que la mayoría de los casos provienen del estado Bolívar y que el municipio Caroní, ubicado en esta entidad, es el epicentro del brote. Sin embargo, también hay casos provenientes de Apure, Anzoátegui, Delta Amacuro, Distrito Capital, Miranda, Monagas, Vargas y Zulia.

La escasez de vacunas es uno de los problemas que más preocupa a Carvajal. “Hay una escasez tremenda y los niveles de cobertura son bajos y están lejos del 95% de la población que recomienda la OPS“, dijo.

Explicó que en los hospitales del país los médicos tampoco cuentan con medicamentos necesarios para tratar la enfermedad en caso de que se presente alguna complicación. “No hay vitamina A ni inmunoglobulina para las embarazadas o los pacientes inmunocomprometidos. Tampoco hay antibióticos para tratar los casos que se compliquen con neumonía“, advirtió la infectóloga.

Lea también:

Más de 100 casos sospechosos de sarampión en el J.M. de los Ríos en tres meses

 

(Visited 9 times, 1 visits today)

Comments

comments

¡Suscríbete!