Venezuela acusa al Alto Comisionado de DDHH de “sucumbir ante el imperio norteamericano”

En el seno de la reunión del Consejo de Derechos Humanos que se realiza en Suiza, el  embajador venezolano ante la ONU en Ginebra, Jorge Valero, acusó al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, de “sucumbir ante el imperio norteamericano”.

“Hoy lamentamos profundamente constatar que su mandato (el de Zeid) ha sucumbido ante las presiones de una constelación minoritaria de países, liderada por el imperio norteamericano”, afirmó este 12 de septiembre el embajador venezolano.

Agregó que esa oficina del sistema interamericano se ha convertido en la caja de resonancia de Estados Unidos y por eso ha transgredido la verdad.

Esta respuesta se suma a la que el canciller Jorge Arreaza dio ayer en el inicio del 36° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Arreaza declaró que el informe que redactó la oficina de Zeid Ra’ad Al Hussein está lleno de mentiras.

Se refiere al informe llamado Violaciones y abusos de los derechos humanos en el contexto de las protestas en la República Bolivariana de Venezuela del 1 de abril al 31 de julio de 2017, en el cual se detalla el uso de fuerza excesiva y letal, posibles ejecuciones extrajudiciales, malos tratos e incluso torturas, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas temporales, allanamientos ilegales y violentos de viviendas particulares, juicios militares contra civiles, ataques contra periodistas y restricciones a los opositores.

El Alto Comisionado dijo este lunes, 11 de septiembre, en su alocución ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que la represión ejercida por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro contra las protestas antigubernamentales entre abril y julio de este año podría constituir “crímenes contra la humanidad”.

En ese sentido, Valero acusó a Zeid de producir “sin mandato alguno” un informe “contra mi país”.

“Llamamos la atención de este Consejo sobre el comportamiento selectivo, parcializado y politizado del alto comisionado en contra de Venezuela”, acusó el diplomático sudamericano.

El embajador concluyó su alocución “exigiendo” al alto comisionado “el cese de la agresión contra Venezuela y que circunscriba el ejercicio de sus labores a los límites establecidos en su mandato”.

EFE