Venezolano Jess Márquez obtiene primer cambio de género en cédula en Costa Rica - Efecto Cocuyo

Venezolano Jess Márquez obtiene primer cambio de género en cédula en Costa Rica

cédula-venezolano-hombre trans-Jess Márquez Gaspar-Costa Rica

“Felicidad, paz, esperanza”. Con esas palabras el venezolano y hombre transgénero, Jess Márquez Gaspar, define lo que sintió este lunes, 29 de abril, tras obtener su nueva cédula de residencia en Costa Rica con la corrección de su género, trámite que se realiza por primera vez en ese país.

El activista y comunicador social egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) logró el cambio de género de mujer a hombre en su cédula Dimex (identidad para personas migrantes), así como la modificación de su nombre de uno femenino a Jess.

“Finalmente la identidad que vivo está reflejada en mi documento de identidad”, dijo a Efecto Cocuyo el joven de 29 años de edad, quien migró hace cinco años y medio a San José y es coordinador de Incidencia Política del colectivo Transcendentes.

Además, tiene una agencia de comunicaciones (AlterNativo Comunicaciones), es consultor para la organización de derechos humanos Hivos América Latina y el Caribe, y para la organización española Ella Global Community.

“Este un hecho histórico para Costa Rica y Centroamérica porque es la primera vez que se logra que el Estado reconozca el género autopercibido de una persona trans”, afirmó a Acan-Efe.

Sembrar precedentes

El periodista declaró a los medios que el cambio de género en su cédula de residencia supone un importante avance y para los derechos humanos y el reconocimiento pleno de sus derechos a la hora de buscar empleo, acceder a los servicios de salud, bancarios e instituciones estatales, así como avanzar hacia la no discriminación.

“A partir de mañana haré el cambio de todos mis registros y documentos”, comentó.

Márquez manifestó que espera que su experiencia siembre un presidente para el desarrollo de otras políticas públicas que incluyan a las personas trans en el ámbito laboral. De acuerdo con el colectivo Transcendentes, el 80 % de esta población en Costa Rica sufren de desempleo.

Violencia y discriminación

El activista también expresó sus expectativas de que este avance se traduzca en vencer la violencia y discriminación en contra de las personas trans.

“He sufrido mucha discriminación a nivel laboral. Decidí dejar de dar clases como profesor universitario precisamente porque recibía agresiones transfóbicas de los estudiantes y no habían mecanismos para denunciarlo, ni ser protegido efectivamente de esas agresiones”, relató.

Agregó que también ha sido descartado como consultor de proyectos por su identidad de género “sin importar la calidad de mis servicios, mis capacidades o mi propuesta”.

Márquez expuso que desde que salió del clóset hace tres años como hombre tras tener una buena calidad de vida no ha sido fácil. La diferencia entre la identidad con la que se presenta al mundo, como hombre, y entre la identidad que mostraba su pasaporte venezolano, ocasionó incluso que le negaran asistencia médica en un centro privado o que tuviera problemas para cobrar cheques.

“Fui agredido verbal y psicológicamente en ambientes laborales, educativos, en la calle, en comercios, y amenazado de muerte en diciembre de 2017”, contó.

Un dato que recalca es que en los dos últimos años han ocurrido tres transfeminicidios en el país, uno de ellos de una menor de edad e insistió en que sensibilizar a la población para combatir la transfobia debe ser un trabajo conjunto entre la sociedad civil y el Estado costarricense.

Venezuela atrasada

“En Venezuela esto hubiera sido imposible”, aseguró. “Tamara Adrián tiene décadas peleando con el Estado venezolano para lograr el reconocimiento de su identidad y no lo ha logrado”. Recordó que la parlamentaria fue electa para ocupar un curúl en la Asamblea Nacional como hombre y con su nombre registral (el que le pusieron sus padres).

“Igualmente, hace dos años un grupo de personas empezó un trámite con el mismo fin por vía judicial que tampoco prosperó. Actualmente, Venezuela es uno de los países más atrasados en Derechos Humanos de las personas Lgbti de Latinoamérica”, sentenció.

El panorama en Costa Rica

El comunicador social explicó que desde que asumió el poder el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, y designó a Luis Salazar como Comisionado Presidencial para Asuntos Lgbti en ese país, se ha producido un avance: “Ahora se está trabajando una Política de Educación y Empleo para Personas Trans, y hay un Protocolo de Atención Médica Integral para el Seguro Social, aunque todavía no es una realidad”.

El logro que celebró este lunes fue posible luego de que el Gobierno costarricense aprobó en diciembre de 2018 un decreto que establece el “reconocimiento del derecho a la identidad sexual y de género para personas extranjeras en el Dimex”.

Costa Rica mediante decretos y directrices ha modificado trámites y registros internos de instituciones estatales, centros educativos, entre otros, para cumplir con una opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

El tribunal internacional determinó en 2017, tras una consulta del Gobierno de Costa Rica, que los Estados tienen la obligación de garantizar los derechos familiares a las parejas del mismo sexo, entre estos el matrimonio, así como la identidad de género.

Con información de EFE

Fotos: Jess Márquez Gaspar

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!