Una bebé y seis adolescentes han muerto durante las protestas

Desde abril a la fecha, siete niños y adolescentes han sido víctimas de la violencia que se genera en las protestas: Bryan Principal, Carlos José Moreno Barón, Yorgeiber Radael Barrena Bolívar, Albert Alejandro Rodríguez Aponte, Ana Pérez, Yeison Mora Cordero y José Francisco Guerrero.

El último caso reportado es el quinceañero José Francisco, quien salió de su casa el miércoles 17 de mayo con el objetivo de comprar unpaquete de harina.

“Él dijo que no se quería morir, dijo que un guardia fue quien le disparó por la espalda”, explicó una pariente del adolescente y confirmó que lo hirieron mortalmente de bala en la espalda.

El hecho ocurrió en Sabaneta, cerca de la Zona Industrial San Francisco del estado Táchira, donde fue incendiado un galpón que servía de estacionamiento de autobuses.

Como José Francisco, Bryan y Ana fueron víctimas colaterales del conflicto que se generó en distintas manifestaciones. Ninguno de los tres participaba en las protestas, sino que se encontraban en el sitio en tránsito hacia otras zonas.

Dos de las víctimas si eran parte de los grupos de ciudadanos que han salido a manifestar su desacuerdo con la gestión del Gobierno de Nicolás Maduro desde el pasado mes de abril. Tal es el caso de Yeison Mora Cordero y Carlos José Moreno Barón.

De estos siete niños y adolescentes, cuatro fueron asesinados con armas de fuego, dos fallecieron por asfixia en un contexto de saqueo y uno por descarga eléctrica también en un hecho en el que robaban un local comercial.

Reseña

  • Bryan, de 14 años de edad, quedó en medio de un enfrentamiento entre civiles armados y manifestantes cuando iba a comprar café. Le dispararon una bala en el abdomen. El hecho ocurrió el 10 de abril en el estado Lara, exactamente en el urbanismo Alí Primera de la Gran Misión Vivienda Venezuela del sector Yucatán. Lo trasladaron  al hospital central Antonio María Pineda de Barquisimeto, donde falleció al día siguiente. alrededor de las 10:00 de la mañana, después de ser intervenido quirúrgicamente en dos oportunidades.
  • Carlos José, de 17 años de edad, fue asesinado de un impacto de bala en la cabeza el 19 de abril, cuando acudió a una protesta que se realizaba en San Bernardino, Distrito Capital, específicamente en la Plaza La Estrella. Allí llegaron civiles armados que dispararon contra la multitud. Fue llevado a Clínicas Caracas, donde falleció en quirófano. Por este caso están detenidas dos personas, una de ellas funcionario de Polisucre y miembro de un colectivo llamado Frente 5 de Marzo.
  • Yorgeiber Radael, de 15 años de edad, recibió una descarga eléctrica cuando personas que saqueaban una panadería despegaron una nevera que generó un cortocircuito. Con él fallecieron otras 15 personas de la misma forma y no se ha determinado si participaba en el saqueo. El hecho ocurrió el 20 de abril en El Valle, Distrito Capital.
  • Albert Alejandro, de 16 años de edad, murió el 20 de abril por asfixia, debido a las bombas lacrimógenas que los funcionarios de seguridad activaron para dispersar las protestas de El Valle, Distrito Capital.
  • Ana era una bebé de dos meses de nacida que resultó asfixiada por los gases lacrimógenos. El 4 de mayo su madre indicó que la GNB usó las bombas para controlar la situación de saqueo que se gestaba en los alrededores de la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera, estado Carabobo.
  • Yeison, de 17 años de edad, participaba en el plantón convocado por la oposición en el municipio Pedraza, en Barinas, cuando efectivos de la GNB reprimieron a los manifestantes. La tarde del lunes 15 de mayo recibió un impacto de una presunta metra (canica) en un ojo, que penetró hasta la región craneoencefálica. Fue intervenido quirúrgicamente, pero el menor de edad no resistió.