Un comerciante fue asesinado en persecución policial a delincuentes de la Cota 905

La banda de “El Coqui”, que desde 2013 los cuerpos policiales intentan desmantelar, fue protagonista de una persecución que terminó con un transeúnte asesinado por una bala perdida, dos delincuentes muertos y otros dos detenidos, este miércoles 7 de febrero en Caracas.

Reportes policiales indican que los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) vieron una camioneta blanca en la que se trasladaban cinco hombres. Se trataba presuntamente de los integrantes de la banda de “El Coqui” que pretendían cometer un secuestro. A la altura de El Paraíso, municipio Libertador, comenzó la persecución.

Funcionarios y delincuentes se adentraron en la autopista Francisco Fajardo. Los presuntos secuestradores dispararon contra los uniformados del Cicpc cuando pasaron por detrás de la sede la Policía de Chacao, ubicada en la calle Pantin de ese municipio. No hubo heridos en ese hecho.

Los delincuentes siguieron hacia el este de la ciudad y los funcionarios detrás de ellos. A la altura del distribuidor Altamira, los maleantes activaron una granada y una segunda no detonó. Tampoco se registraron heridos en el sitio, por lo que la persecución continuó por la autopista Francisco Fajardo.

Una vez que alcanzaron el distribuidor Santa Cecilia, un motorizado a bordo de una Kawasaky Versy, color negra, fue impactado por una bala y cayó al piso. Los efectivos del Cicpc se detuvieron a auxiliarlo y lo trasladaron al hospital Domingo Luciani, por lo que perdieron de vista a los presuntos secuestradores.

Para las 7:00 de la noche, ya todos los cuerpos policiales del Área Metropolitana de Caracas conocían de la persecución por lo que estaban alertas. En Petare, municipio Sucre, justo cuando termina la avenida Francisco de Miranda, los delincuentes atacaron a tiros a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y a la Policía de Sucre.

Por segunda vez, los cuerpos policiales pierden a los delincuentes, que se metieron hacia el barrio José Félix Ribas de Petare.

Una hora después, la camioneta fue localizada en la entrada del barrio Los Alpes con un hombre muerto en su interior. Se encontraba en el asiento trasero del vehículo y usaba un chaleco antibalas con siglas estampadas de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Funcionarios de los entes involucrados en esta persecución se mantuvieron en la búsqueda de los delincuentes hasta altas horas de la noche. En la avenida Baralt, municipio Libertador, el Cicpc ubicó a un hombre malherido que deambulaba por la calle. Se trataba presuntamente de uno de los miembros de la banda de El Coqui. Al ver a los funcionarios se enfrentó a ellos y murió en el tiroteo.

También fueron ubicados otros dos supuestos secuestradores heridos en el Hospital Vargas, ubicado en el mismo municipio del último enfrentamiento.

Identificados

Juan Carlos Tavares era comerciante, tenía 36 años de edad y tres hijos.  Él fue la “víctima colateral” de la persecución, quien después de ser ingresado al Hospital Domingo Luciani, en El Llanito, del municipio Sucre, murió.

El disparo que recibió en el Distribuidor Santa Cecilia lo impactó en el rostro, a la altura del ojo. Según el portal de Crónica 1, que habló con los parientes, el impacto ocasionó que perdiera el control de la moto y cayera al pavimento. Además, tuvo fractura de cadera, de cráneo y mandíbula.

Hasta las 4:00 de la tarde de este jueves 8 de febrero, solo uno de los delincuentes implicados en la persecución y homicidio del comerciante ha sido identificado. Se trata de Luis López Alonso.

Víctimas colaterales

Leonardo Ramos Belisario, de 30 años de edad. Una bala de fusil lo hirió en la cabeza el 3 de octubre de 2017. Murió en el sitio. Era estudiante de la Universidad Alejandro Humboldt en la carrera de Administración y quedó en el medio de un tiroteo entre el Cicpc y otros integrantes de la banda de “El Coqui”.

El Cicpc los perseguía desde el Centro Comercial San Ignacio, cuando los ubicaron a bordo de un Corolla Camry. Eran cinco hombres armados con fusiles.

Emilia Istúriz, de 76 años de edad, resultó herida luego de que fuera arrollada por la camioneta Cherokee Limited, color verde. Esto ocurrió en El Paraíso el 15 de noviembre, luego de que unos delincuentes robaran ese vehículo en Caricuao y los vecinos alertaran a las autoridades.

En ese momento se conoció de forma extraoficial que los presuntos delincuentes vestían prendas similares a las de la PNB. Sin embargo, un funcionario de este mismo cuerpo policial aseguró que solo uno de ellos cargaba el uniforme, pero todos portaban chalecos antibala.

(Visited 40 times, 2 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply