Efecto Cocuyo

TIME nombró “persona del año” a quienes “rompieron el silencio” ante abuso sexual

“Los rompedores del silencio” fueron los protagonistas de este 2017. La revista estadounidense TIME rindió homenaje a las mujeres y los hombres que se atrevieron a denunciar el acoso y el abuso sexual del que fueron víctimas en cada una de las industrias en las que trabajan en un especial web publicado este miércoles, 6 de diciembre.

En el listado figuran las actrices Ashley Judd y Rose McGowan, dos de las decenas de mujeres que denunciaron haber sido acosadas sexualmente por el reconocido productor de Hollywood Harvey Weinstein. Ambas hicieron público lo que era un “secreto a voces” en la industria: que el ejecutivo cinematográfico sacaba provecho de su posición para hacer propuestas “subidas de tono” a actrices y modelos.

También aparece el nombre de la cantante Taylor Swift, quien libró una batalla en tribunales este año contra un DJ que la tocó de forma inapropiada durante un evento en Denver, Colorado, en el año 2013.

Sin embargo, las denuncias de acoso y abuso sexual no solo estuvieron centradas en el mundo del espectáculo. En las redes sociales cientos de personas se sumaron al movimiento con el hashtag #MeToo o #YoTambién, acompañados de testimonios que evidenciaban que este tipo de actos ocurren en cualquier parte, a cualquier hora y a cualquier persona.

Figuras de la cultura, el deporte, el mundo empresarial, la política y la sociedad en general alzaron sus voces y también fueron retratados por la revista TIME. Tal es el caso de Sandra Pezqueda, una mujer que lavaba platos en un lujoso resort de California que presentó una demanda en contra de su supervisor por haberla acosado durante meses.

Los hombres también aparecieron en la lista de TIME. Uno de ellos fue el director de cine Blaise Godbe Lipman, quien denunció que su exmanager lo agredió sexualmente cuando apenas tenía 18 y perseguía una carrera como actor.

Otra figura masculina presente entre los “rompedores del silencio” fue el actor Terry Crews, quien puso en evidencia que las mismas víctimas son las cuestionadas cuando se deciden a denunciar. “¿Por qué estamos cuestionando a las víctimas? Vamos a cambiarlo. Nadie cuestiona al depredador“, dijo a TIME.

Cada testimonio viene acompañado de un retrato del denunciante. Sin embargo, algunas fotografías muestran a las mujeres de espalda, pues prefirieron hacer la denuncia sin revelar su identidad por temor a la reacción que causarían sus palabras en sus respectivas comunidades.

“Preferí mantenerme en el anonimato porque vivo en una comunidad muy pequeña y ahí piensan que nosotras somos unas mentirosas que se quejan”, indicó la mujer.

La versión impresa del especial será publicada el próximo 18 de noviembre. Para leer el especial web, haga clic aquí.