Sin respuesta del Min-Salud, madres del J. M. de los Ríos sobreviven a punta de donaciones

Once días han pasado desde que el Ministerio de Salud cerró las puertas de la Oficina de Atención al Ciudadano que tenía dentro de las instalaciones del hospital J. M. de los Ríos. Desde entonces, las madres de los pacientes que viajaron del interior del país y que requieren ayuda para costear hospedaje, exámenes y comida aún se mantienen a la espera de una respuesta oficial.

Mientras tanto, son las donaciones de fundaciones y buenos samaritanos las que les permiten sobrevivir en la capital por el tiempo que dure el tratamiento de sus hijos.

Han realizado protestas a las afueras del hospital, manifestaciones nocturnas y hasta han clamado por una respuesta frente a la sede el Ministerio de Salud en Plaza Caracas. Hasta la fecha, las autoridades sanitarias aún no explican las razones que les llevaron a cerrar las oficinas y a cortar el financiamiento de los recursos para que ellas puedan mantenerse en la capital.

“Todavía no nos han dicho nada. Son las fundaciones las que nos han ayudado a costear los hoteles, la alimentación de nosotras y los estudios médicos“, explicó Xiorelys Gil, una de las madres afectadas. Viajó desde Barlovento, estado Miranda, hasta la capital para tratar a su hijo de cinco años que tiene leucemia linfoblástica aguda de alto riesgo.

Prepara Familia es una de las organizaciones que han apoyado a las madres ante la ausencia del Estado. “Desde el 5 de abril, fecha en la que cerró la oficina del Ministerio de Salud, suspendieron el servicio de comida para las mamás y el pago de exámenes”, denució Katherine Martínez, directora de la ONG, a Efecto Cocuyo.

Con granos, sardinas y otros alimentos, la fundación ha apoyado a las madres, la mayoría de escasos recursos. Prepara Familia también las ha ayudado con el fondo de recursos para exámenes de laboratorio.

Con el apoyo de varias fundaciones, las madres de los pacientes han podido costear los gastos de alojamiento en hoteles cercanos al hospital de niños. Sin embargo, saben que las ONG no cuentan con los mismos recursos que el Gobierno y que la ayuda es solo temporal, hasta que puedan tomar una medida definitiva.

“A estas alturas ya no creemos que nos den respuesta, pero no perdemos la esperanza“, dijo Xiorelys sobre el silencio del Ministerio de Salud. “Todos sabemos que estas donaciones tienen su límite y, aunque hay algunas mamás que ya se han ido porque terminaron los controles de sus hijos, hay otras que llegan porque ya les toca el tratamiento“, añadió.

Las madres están planteando solicitar hospedaje a la fundación Ronald McDonald’s, Mi Casita o Tía Malvina, centros de hospedajes para los niños que vienen del interior del país y que requieren quedarse en Caracas por el tiempo que dure el tratamieto. Sin embargo, uno de los problemas es que estos lugares solo permiten el ingreso de un representante por niño.

Si desea colaborar con los niños y madres del J.M. de los Ríos, puede contactar a Prepara Familia a través de llamadas o correos electrónicos: 

(Visited 13 times, 1 visits today)

Comments

comments

¡Suscríbete!