Sin antirretrovirales, prevención ni pruebas vive Venezuela el Día de la lucha contra el sida

Otro 1 de diciembre que los pacientes venezolanos con VIH viven en medio de la escasez de antirretrovirales y la falta de políticas preventivas. En el Día mundial de la lucha contra el sida, Venezuela no tiene nada que conmemorar, pues las 300 mil personas con VIH que se calcula que hay en el país padecen de todo para luchar contra la enfermedad.

Se estima que, diariamente, más de 18 personas contraen el virus de inmunodeficiencia humana debido a la falta de información y el difícil acceso a los métodos de protección, bien sean preservativos masculinos o femeninos. O no se consiguen o sus precios pueden oscilar en el orden de los 18 mil bolívares, costo inaccesible para muchos.

Las campañas informativas sobre la enfermedad brillan por su ausencia, especialmente en colegios y en universidades. La ONG Stop VIH denunció que la parte preventiva quedó de lado y que desde el año 2005 el Ministerio de Salud no realiza actividades para alertar y educar a la población.

“Se debe trabajar en propuestas con el sector privado para tratar de que la gente pueda tener acceso al condón, tanto masculino como femenino”, indicó Jhonatan Rodríguez, presidente de Stop VIH. “Tenemos que impulsar programas de prevención. Hay que invertir en todos los espacios posibles para que la información llegue”, continuó.

La falta de acceso se presenta en los jóvenes entre los 18 y los 24 años de edad. Rodríguez añadió que 9 de cada 10 jóvenes aseguran saber qué es un preservativo y cómo funciona. Sin embargo, solo uno de cada 10 lo usa.

Sin antirretrovirales ni pruebas

La falta de medicamentos en las farmacias del Ministerio de Salud ha disparado los números de mortalidad de los pacientes con VIH. Más de 70 ONG venezolanas enfocadas en la salud y en dedicadas a defensa de los derechos humanos denunciaron que 70% de los seropositivos no han recibido sus tratamientos de forma continua y oportuna, según lo señalado en un monitoreo de la Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+).

“La mortalidad ha aumentado 90% en comparación con los datos de 1999. Para ese momento se reportaban más de 1.200 defunciones por año. De acuerdo con el último anuario de mortalidad divulgado por el Ministerio de Salud en el año 2013, unos 2.300 venezolanos fallecieron por causas asociadas al sida”, explicó Rodríguez.

Las ONG denuncian que de 27 tipos de antirretrovirales, tan solo cinco están disponibles en el Sumed Sefar del Ministerio de Salud. También se estima que más de 800 personas con VIH llevan más de seis meses sin tomar el antirretroviral Complera y que los medicamentos que hay actualmente en el país no son suficientes para cubrir la demanda de los pacientes durante el primer trimestre de 2018.

Las embarazadas corren riesgo doble pues, aparte de no recibir los antirretrovirales con regularidad, tampoco puede realizarse las pruebas de carga viral. Esto no les permite saber con exactitud los niveles de VIH en en la sangre ni la efectividad de las terapias, lo que coloca en riesgo la vida del feto.

El acceso a los reactivos para realizar las pruebas de diagnóstico y de seguimiento al virus de inmunodeficiencia humana es prácticamente nulo en las redes de laboratorios públicos. Tampoco hay materiales para detectar otras infecciones de transmisión sexual, como la sífilis.

Las organizaciones han denunciado la situación ante el Ministerio del Poder Popular para la Salud y el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Sin embargo, no se ha concretado la firma de las órdenes de compra de los medicamentos antirretrovirales, reactivos ni fórmulas lácteas para hijos de pacientes con VIH.