Silencio de la ONU ante la crisis venezolana enciende reclamo de las ONG

El silencio de las agencias de la Organización de Naciones Unidas sobre la crisis que vive Venezuela, hizo que 50 organizaciones civiles emitieran un comunicado expresando su indignación y rechazo.

“Desde el año 2013, diversas organizaciones de sociedad civil han enviado información a las agencias mencionadas, y personas afectadas han realizado protestas pacíficas frente a las oficinas de la Organización Panamericana de Salud (OPS) en Caracas, debido a las fallas generalizadas en la provisión de medicamentos, insumos y servicios de salud en Venezuela”, dice el comunicado.

El mensaje fue emitido solo tres días después de que Alessandra Vellucci, directora del Servicio de Información de la ONU, informara que la sesión informativa sobre Venezuela del viernes 15 había sido suspendida, porque en algunas de las agencias no tenían suficiente información.

Fue dirigido principalmente a la OPS, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), que han permanecido silentes “en un contexto de acelerado incremento de la pobreza, de fragilidad económica y social, de inestabilidad política e institucional, así como frente a una masiva y severa escasez de alimentos, medicinas e insumos médicos en todo el territorio nacional”.

Mencionan de igual manera al Fondo de Población de las Naciones Unidas en Venezuela (Unfpa) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que “también optaron por restringir sus actividades a la implementación de algunos programas, colocándose al margen de las gravísimas consecuencias en embarazadas, niños, niñas y adolescentes, personas mayores, comunidades rurales e indígenas, así como en personas privadas de libertad“.

Según estas organizaciones, “las agencias de la ONU se abstienen de dialogar con toda la sociedad venezolana“, lo que compromete su desempeño de acuerdo al Plan de AcciónLos Derechos en Primer Lugar“, que establece que los derechos humanos se deben atender de manera prioritaria, por encima de los intereses del Estado.

Califican de “inaceptable” la suspensión de la reunión informativa. “La suspensión de la reunión sobre Venezuela del 15 de julio y la rueda de prensa del 19 de julio, indicarían que las agencias mencionadas no han estado proporcionando información fidedigna sobre la gravedad de la situación de los derechos a la salud y a la alimentación (…) poniendo en riesgo a miles de personas”.

Según el comunicado, la crisis de salud afecta a 120 mil personas con condiciones complejas, a 3 millones de personas con hipertensión y diabetes, a 90.000 con diabetes y a 60.000 con dengue.

Para el 2015, 12,1% de la población del país reportó comer 2 o menos veces al día y 87% manifestó no tener dinero suficiente para comprar alimentos. “Para el primer semestre de 2016, el déficit nutricional alcanza 12% en las zonas urbanas, 19% en las zonas periurbanas y 27% en zonas más pobres. En los hospitales más importantes del país se reportan casos de desnutrición infantil grave, incluyendo diagnósticos de marasmo y de kwashiorkor (trastorno alimenticio causado por bajo consumo de proteínas)”.

Entre las organizaciones que suscribieron el comunicado se encuentra Codevida, Red Rosa, Amigos Trasplantados de Venezuela, Provea, Acción Solidaria, Fundamama, el Observatorio Venezolano de Salud, Senosayuda, Convite, Asociación Venezolana para la Hemofilia, Asociación de Amigos con Linfoma y Ciudadanía Activa.

comunicado onu

Foto principal: Runrun.es

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply