Saqueadas tres gandolas cargadas de alimentos tras protesta en la Troncal 9

La escasez de comida llevó a los habitantes de los caseríos aledaños de la Troncal 9 a trancar el paso en la mañana del lunes 20 de junio. Cientos de carros se quedaron varados en la vía, pues la manifestación causó cola por más de siete kilómetros y se extendió hasta altas horas de la noche. En la madrugada, tres camiones de alimentos fueron saqueados, supuestamente por residentes de la zona.

Aquí no llega la comida. Tenemos meses viendo cómo pasan los camiones, pero no se detienen aquí. Cuando llega algo, pasamos horas en cola y a veces no conseguimos comprar”, argumentó un residente de Mamporal, municipio Buroz.

La misma situación se repite en Caucagua, municipio Acevedo, comunidad en la que cerraron los establecimientos de Mercal debido a las trifulcas que se originaban entre los compradores que esperaban su turno para entrar. Así lo aseguró a Efecto Cocuyo Sonia Avariana, habitante de Marizapa, cuyo hijo resultó herido por dos balazos cuando hacía cola.

El adolescente, de 16 años de edad, tuvo que trasladarse hasta Guatire el lunes 13 de junio para tratar de llevar a su casa arroz, leche, harina precocida y aceite. En el Mercal de El Rodeo, unos delincuentes dispararon y a él lo alcanzaron las balas. El número que le garantizaba poder comprar los productos ese día lo consiguió un día antes.

“Pasamos hasta dos días sin comer. A mi hija menor (12 años) no la he podido mandar al liceo porque no tengo qué darle para que lleve y no quiero que se desmaye en clases. Las bolsas de comida del Clap (Comité Local de Abastecimiento y Producción) no se reparten en mi comunidad”, explicó la mujer.

Esta frustración motivó a los habitantes a tomar las calles el día de ayer, aunque no era la primera vez que lo hacían. El sábado anterior protestaron por la inseguridad a la que están sometidos y la semana pasada por la escasez de alimentos en la subregión mirandina.

En todas estas manifestaciones, la vía que comunica el oriente del país con la zona central es el escenario. En cada protesta, los barloventeños colocan palos y cauchos en la vía y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) interviene. Pero ayer, los efectivos castrenses no pudieron mediar con la comunidad.

Fuentes policiales reportaron a las 7:30 pm que las gandolas y camiones estaban secuestrados en Cúpira y que entre la muchedumbre que paralizaba el tránsito, había personas armadas con escopetas. El parte oficial de la GNB indicó que fue en la madrugada cuando tres de estas unidades fueron robadas; una trasladaba un cargamento de harina de maíz, otra de embutidos y la tercera de jugos pasteurizados. Todo esto ocurrió ante la mirada de los militares y también de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

“El problema es que la GNB no patrulla, se limita a tener un punto de control en Paparo o llegan a donde están trancando, disuelven la protesta y la barricada; pero ya por otro sector, hay otro grupo que inicia otra tranca”, explicó un funcionario retirado que trabajó 20 años en la zona y que todavía habita en Barlovento.

Él y otros dos agentes consultados por Efecto Cocuyo indicaron que existen bandas locales que aupan a los habitantes para proceder a este tipo de protestas violentas. “Tienen radios y armas. No es la primera vez que saquean a los camiones que pasan; estos casos tienen al menos cinco días registrándose a la altura de las Las Delicias, Los Cerritos y San Fernando. A veces no concretan el asalto y queda en intento de saqueo”, explicaron.

Uno de ellos, quien es un comisionado de la Policía de Miranda, informó que las protestas por la desesperación y el hambre son aprovechadas por los delincuentes para cometer sus fechorías.

De acuerdo con la información policial recabada, las bandas que cobraron fuerza luego de la implementación de las Zonas de Paz (nombre con el que se conoce al proyecto de pacificación de los grupos delictivos de Barlovento) monitorean la Troncal 9, vía que conecta con la autopista Gran Mariscal de Ayacucho, y la Troncal 12, antigua carretera hacia Oriente.

La boscosidad de la zona les permite ocultarse y salir al paso con sus armas largas para amedrentar al conductor; luego, algunos habitantes participan en el saqueo de la mercancía. 

En toda la Troncal 9 operan las bandas lideradas por los delincuentes apodados “El Chocho“, “Eduard” y “Hayder“. Éstas se unificaron y trabajan en grupos de 30 hombres no solo para asaltar a gandolas, sino también para secuestrar o robar vehículos, indicaron las fuentes.

El sábado en la madrugada en la vía San Fernando de El Guapo-Río Chico se registró el robo de dos unidades que transportaban alimentos, de acuerdo a una publicación del Diario La Voz. Aseguran que fueron siete hombres los implicados en el delito.

GNB como escoltas de gandolas

Mariel Zambrano* llegó a las 8:00 am al primer local de alimentos de los tres que visitó este martes en Río Chico, municipio Páez. El comercio de dueños asiáticos, ubicado cerca del hospital local, vendió tres paquetes de harina precocida por persona; pero en la entrada del pueblo, otro negocio vendía un combo de dos kilos de harina precocida, una harina de trigo y un litro de aceite.

A ese no le dio chance de llegar, por la cantidad de personas que al mediodía había en el sitio. Ahí se presentó una trifulca en la que repartieron golpes y en la que los castrenses hicieron detonaciones al aire.

“Hoy la GNB ha estado bien estricta. La gente hace la cola y aunque el comerciante nos pidió la cédula, los militares dijeron que era sin cédula.  No dejaban que nadie se acercara a la puerta. Y todos apuntando con esas bichas (armas)”, exclamó la madre de tres, dos de ellos menores de edad, que regresó a su casa a las 3:00 pm con solo tres paquetes de harina.

Hoy se vieron circular por la subregión del estado Miranda algunos vehículos de carga con varios funcionarios de la GNB y PNB escoltándolos.

El comandante general de la GNB, Néstor Reverol, aseguró el 20 de junio que el componente castrense “será garante de la seguridad en el transporte de los alimentos en todo el territorio nacional” y a través de la cuenta Twitter @GNBoficial, informó que en agosto se graduarán unos 6 mil efectivos castrenses, quienes  se “incorporarán en la lucha para fortalecer la seguridad agroalimentaria”.

Nota del redactor: El nombre marcado con * ha sido cambiado por petición de la fuente.

Foto: Twitter @TurpialNet

(Visited 16 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply