Saab: Unidad Criminalística del MP alteró pruebas en caso Pernalete

Tarek William Saab llegó al Ministerio Público para revisar todas las actuaciones de su antecesora Luisa Ortega Díaz. Desde que fue designado como fiscal general por la Asamblea Nacional Constituyente su rol se ha centrado en investigar lo que se hizo mal en la institución que tiene a su cargo la acción penal. Así dice que ha descubierto redes de extorsión que llegan hasta la empresa Petróleos de Venezuela e incluso irregularidades en expedientes criminalísiticos.

Así lo aseguró a EFE en una entrevista publicada el 7 de septiembre. “Aquí descubrimos que el laboratorio criminalístico de la Fiscalía se usó para alterar pruebas, eso es grave, estamos en etapa de investigación, pero eso es sumamente grave”, dijo para explicar las razones por las que se reabrirá el caso del homicidio de Juan Pernalete, un manifestante que murió en una protesta de Altamira por un impacto en el pecho.

Sobre esa investigación, Luisa Ortega desveló la supuesta responsabilidad de un agente de la Guardia Nacional Bolivariana, contradiciendo la tesis del voceros del Gobierno de Maduro que inicialmente aseguraron que la muerte fue causada por otro manifestante.

La responsabilidad que había establecido el Ministerio Público -y que presentó a los medios Ortega- representó una de las primeras denuncias que hizo la exfiscal contra las autoridades por los excesos de los cuerpos de seguridad en la represión de las protestas opositoras.

Saab se refirió también al caso de David Vallenilla, otro de los manifestantes muertos en las protestas, en este caso a manos de un funcionario de la policía aérea cuando se registraba un enfrentamientos entre grupos de manifestantes y agentes policiales, frente a la Base Aérea La Carlota, en la autopista Francisco Fajardo en Caracas.

El supuesto responsable está en manos de las autoridades y la Fiscalía le ha señalado del delito de homicidio, dijo.

“Lo dijimos desde el principio que esa había sido una ejecución extrajudicial, no había excusa”, condenando así la muerte del joven de 22 años.

Saab dijo no tener precisado el balance de cuántos de los más de cien muertos registrados durante las protestas antigubernamentales que se iniciaron el pasado abril, murieron en manos de funcionarios de seguridad y cuántos por civiles.

El exdefensor del pueblo negó que pueda hablarse de alguna responsabilidad del Estado en esas muertes, asegurando que “en materia penal las responsabilidades son individuales“.

Lo mismo aplicó para el caso de las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP), un operativo de seguridad que consistió en redadas masivas a comunidades populares para combatir el crimen, y de la que se registraron graves denuncias.

“Para tú probar de que una responsabilidad en materia de cualquier tipo responde a una política de Estado, tú tienes que probarlo”, respondió.

EFE