Responsabilizan a colectivos por asesinato de manifestante en San Cristóbal

Paola Andreína Ramírez Gómez, una mujer de 23 años que se encontraba cerca de la Plaza “de las Palomas” como es más conocida la plaza San Carlos en San Cristóbal, fue asesinada cuando un grupo de motorizados -presuntamente integrantes de colectivos armados- disparó repetidamente contra varias personas que transitaban por esa calle, buscando alejarse del centro de la ciudad, donde la manifestación opositora había sido reprimida minutos antes este 19 de abril.

El cadáver de la joven quedó tendido en  la esquina de la calle 12 con carrera 11 del sector San Carlos. Una testigo, quien prefirió mantener su identidad en el anonimato, dijo que quienes dispararon estaban identificados con ropa y gorras alusivas al Psuv.

El periodista local Obeysser Prada reportó algo similar. A través de su cuenta en Twitter publicó que varios residentes del sector Garbiras habían sido atacados por colectivos, quienes les lanzaron bombas lacrimógenas apenas a una cuadra del lugar en donde la joven fue asesinada.

El Ministerio Público asignó a las fiscales auxiliares 3ª y 4°  del estado Táchira, Laura Moncada y Virgilio Molina, respectivamente, para investigar este caso.

En San Cristóbal, varias personas fueron heridas luego de que la manifestación opositora fuera reprimida con bombas lacrimógenas, perdigones y chorros de agua de alta presión expulsados desde un vehículo antimotin, utilizado por la policía del estado Táchira, que no les permitió llegar a su destino.