Rafael Cadenas cree que el régimen de Maduro es parecido al fascista

El poeta venezolano Rafael Cadenas reconoce vivir “con temor” en su país, entre otras razones por la delincuencia, y aseguró que el régimen de Nicolás Maduro “sí tiene parecido al régimen fascista” y es “absolutamente antidemocrático”.

Rafael Cadenas nació en 1930 en Venezuela y su militancia comunista le llevó a exiliarse en Trinidad huyendo de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, para regresar a su país natal en 1957. Tres años después, en 1960, publicó “Los cuadernos del destierro”, que es en la actualidad su obra más conocida.

Más de medio siglo después, ve “muy difícil” una solución a la situación política que vive su país, con un Gobierno que “refleja crueldad” en sus decisiones y “no cede” en el reconocimiento de la Asamblea Nacional, la libertad de los presos políticos o el canal humanitario para medicinas y alimentos que no se consiguen, enumera con voz pausada y reflexiva.

“La fuerza del régimen se debe a que tiene el apoyo de todas las dictaduras que existen en este momento”, sostiene el poeta venezolano en un encuentro con periodistas en La Coruña (noroeste de España), en el que se refirió al “indispensable culto a la personalidad en una dictadura”, mientras que en una democracia “no hay ídolos”.

Hay un aferrarse al poder que es “absolutamente antidemocrático“, continúa sobre el régimen actual de Venezuela, en el que encuentra “parecido al régimen fascista” por “los grupos armados de civiles, la represión brutal en las manifestaciones o las detenciones”.

“Es un régimen que no es democrático, más bien odia la democracia” y “tiene en sus manos a casi todos los medios de comunicación”. “Más que a Marx, el régimen sigue a Maquiavelo”, apostilla.

No obstante, “es justo decir”, añade, que en Venezuela “todavía quedan espacios de libertad, amenazados, pero se mantienen” en el ámbito cultural, lo que no deja de ser “paradójico”, dice el poeta, porque “el gobierno es sumamente sectario”.

Ejemplo de ello es también su último libro, “En torno a Basho y otros asuntos”, que en España cuesta unos 15 euros pero en Venezuela no se puede adquirir, lamenta.

“De la palabra patria se abusa muchísimo. Cuando haya un cambio de Gobierno, va a haber que lavar la palabra patria con un buen detergente”, termina. 

Con información de EFE