Falta de luz retrasó entrega del cuerpo de Jenny Ortíz, muerta durante saqueo - Efecto Cocuyo

Falta de luz retrasó entrega del cuerpo de Jenny Ortíz, muerta durante saqueo

A las 4:30 pm de este lunes 6 de junio todavía no habían entregado el cuerpo de Jenny Elizabeth Ortíz Gómez, de 42 años, quien resultó muerta luego de haber sido herida de dos perdigones en la cara la noche del domingo 5 de junio, luego de que funcionarios de la Policía del Táchira sorprendiera a un grupo de personas que intentaban saquear un galpón, donde había almacenado productos de la cesta básica.

Ariana Mogollón, cuñada de la víctima aseguró a Efecto Cocuyo a través de una llamada telefónica, realizada a las 4:45pm, que en la morgue le informaron que le entregarían el cuerpo a las 2:00 pm. Sin embargo, “los funcionarios (del Cuerpo de Investigaciones Científicas y Criminalísticas) nos dijeron que no nos podían dar la orden porque no había luz para imprimirla“.

La luz se fue en la zona desde la 1:00 pm y regresó a las 5:00 pm, cuando familiares pudieron llevar el documento para retirar el cuerpo de Ortíz.

Jenny no corrió con la suerte de su cuñado

Terry Mogollón, cuñado de Jenny Ortíz, resultó ileso. “Yo corrí hacia el lado contrario”, dijo a Efecto Cocuyo a través de una llamada telefónica.

Relató que “desde hace una semana estaba el rumor entre los vecinos de que se iba a saquear el galpón”. La noche de este domingo, en la comunidad se corrió la voz de que era el momento de ir al galpón donde se encontraban los productos almacenados desde hacía quince días.

A las 7:00 pm ya estaban todos en frente del establecimiento que pertenece a la Gobernación del Táchira. “Estábamos todos parados frente al galpón hasta que un grupo se decidió a entrar; sacaron todo lo que nadie se puede imaginar”.

Terry mencionó que luego de abrir el portón, que asegura es clandestino porque no tiene nombre ni número, “la gente empezó a sacar bultos de papel higiénico, Harina Juana, leche, mantequilla, café, mayonesa, azúcar y otros productos más”.

“Minutos después, llegó la policía y comenzaron a disparar perdigones a lo loco para ver a quien alcanzaban”, cuenta Terry, y asegura que él corrió hacia el otro lado. “Mi cuñada y mi sobrino, menor de edad, corrieron como 300 metros, junto a otras dos personas más. Saltaron un barranco de 3 metros y se encontraron con una pared”, dijo.

Detalló que mientras se arreglaban para saltar el muro, desde arriba disparó un funcionario hiriendo de gravedad a Jenny Ortiz. Estaba trepada, a punto de saltar, cuando un funcionario disparó un proyectil que impactó en su cara.

La reacción del menor de edad fue regresar hasta donde los funcionarios policiales para pedirles ayuda. “Mi sobrino saltó para pedir auxilio pero ellos le decían: déjala que se muera, déjala que se muera, y lo golpeaban”.

Finalmente, según Terry, los funcionarios dejaron pasar a los Bomberos para llevarse a Jenny Mogollón a una centro asistencial cercano para hacerle una tomografía y luego ingresar por emergencia al centro hospitalario José María Vargas, donde finalmente falleció a las 3:00 am.

Testimonio de la hija de Ortíz, publicado por de Luz Dary Depablos Torres

Versión oficial

Doce horas después, cuando Ortiz ya tenía 7 horas de fallecida, el Director de la Policía del Táchira, Amador Torres, afirmó en entrevista en la emisora YVKE Mundial que “lo de anoche fue un acto delictivo planeado por grupos armados que incluso atacaron a tiros a policías”.

El funcionario aseguró a través de su cuenta en Twitter pocos minutos después del suceso, que “grupos delincuenciales intentaron saquear galpones”. Explicó que “no se puede decir que estos sujetos buscaban comida cuando se les incautó TV y equipos de computación”.

Experticias

Alrededor de la 9:00 am de este lunes 6 junio, Terry Mogollón junto al diputado Franklin Duarte y otros 6 agentes del Cicpc, fueron al lugar de los hechos para realizar un simulacro de lo ocurrido.

Terry relató que al llegar, los galpones se encontraban custodiados por varios hombres que se acercaron al automóvil, comenzaron a golpear los vidrios y sacaron dos pistolas, “en ese momento el chofer aceleró y pudimos escapar”.

Esa misma mañana, un vigilante de la zona reveló a Terry que después de los disturbios de la noche anterior, alrededor de las 3:00 am, llegaron cinco camiones tipo cava custodiadas por la Guardia Nacional Bolivariana y se llevaron todos los productos de la cesta básica que habían en el galpón, “como para que no quedara evidencia, pero en el piso quedaron todas las balas de perdigones que lanzaron los policías”.

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!