“Quiero que busquen a mi hijo”, madre de soldado desaparecido en el helicóptero MI17V5

Milagros Sanoja estuvo tres semanas en Puerto Ayacucho, estado Amazonas, tratando de encontrar a su hijo. Este lunes 23 de enero, ella se regresó a Caracas con la misma pregunta que tenía cuando llegó a la entidad fronteriza el 2 de enero de este año: “¿Dónde está mi hijo?”.

El 30 de diciembre de 2016 un helicóptero MI17V5 del Ejército venezolano salió desde Puerto Ayacucho hacia La Esmeralda con 13 personas abordo: Guillermo Marcano Nieves, Jeison Romero, Alejandro Mariño, Rodolfo Gómez, Luis Sierra Vera, Griseldo Fernández Rumbo, Otto Joaquín Alvarado, Yiber José Mujica, Jonathan Inojosa, Raiza Martínez, Humberto Martínez, Stefano Cayupare Martínez y una niña de 4 años de edad. Desde ese día todas estas personas están desaparecidas, pues la aeronave no llegó a su destino.

Milagros es la mamá de Alejandro Mariño, de 19 años de edad, quien tenía ocho meses alistado en la Guardia Nacional Bolivariana y es uno de los nueve militares que abordaron el helicóptero extraviado.

“Yo ya no duermo, tengo angustia constante. La GNB no dice nada, eso es un silencio total”, denunció la mujer a Efecto Cocuyo, quien agregó que este viernes 27 de enero en la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda (La Carlota) en la capital, organizaron una misa para pedir por la aparición de los militares y civiles desaparecidos.

Milagros dijo que en La Carlota le ofrecieron apoyarla con el traslado hacia Puerto Ayacucho, luego de que ella le solicitara a los militares una ayuda económica para costear el viaje.

“Cuando estuve allá, gasté 60 mil bolívares y eso que me quedé en casa de mi excuñada. Para nada, porque nunca me dijeron cómo iba la búsqueda ni nada”, manifestó Milagros y agregó que ahora espera reunir dinero para viajar nuevamente a la capital amazonense.

Ella tiene 42 años, vive en Mariche, municipio Sucre del estado Miranda y es ama de casa. Además del joven desaparecido, tiene a una hija de siete años de edad quien perdió clases durante las primeras semanas de enero, porque Milagros no tenía con quien dejarla en Caracas mientras ella estaba en Amazonas.

Indira Robleto Fernández, prima del capitán del Ejército Gricelio Fernández Rumbos, quien pilotaba la aeronave extraviada, dijo el miércoles 27 de enero a la agencia AFP que requieren la ayuda de expertos civiles, organizaciones no gubernamentales o fundaciones que cuenten con tecnología de búsqueda para que junto con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana puedan hallar el helicóptero y a los desaparecidos.

Esta consideración surge luego de que en casi un mes, las autoridades no han podido ubicar la aeronave y al cierre del acceso de la información a los padres, hermanas y esposas de los desaparecidos.

“Las operaciones terrestres se mantienen ya hay certeza del sitio donde están, pero desde esta semana hay más hermetismo. Todos se mudaron a La Esmeralda y allí lo que hay es un silencio total”, manifestó Jesús Marcano, padre del primer teniente Guillermo Marcano.

Para Milagros la situación de silencio va más allá del hermetismo que caracteriza a los militares. La tarjeta de débito de su hijo fue utilizada en la semana siguiente del siniestro y eso levanta sus dudas: “Esto se tiene que investigar. Que el Presidente (Nicolás Maduro) sepa lo que está pasando. Quiero que busquen a mi hijo y me digan dónde está”, reclamó.

Foto: Captura de video del Diario 2001

Lea más sobre este caso: 

Las piezas que faltan en el caso del helicóptero extraviado en Amazonas

Sobre helicóptero desaparecido en Amazonas solo hay desinformación y rumores

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!