“Queremos morir de viejos, no de hambre y mengua”, protesta por el BonoAbuelo

Este jueves, 30 de marzo, los abuelitos marcharon desde la Plaza de la Moneda hasta el Tribunal Supremo de Justicia, en la avenida Baralt, para exigir que se les pague el Bono de Alimentación y Medicinas, que fue aprobado hace exactamente un año por la Asamblea Nacional.

Su idea era cantarle el “cumpleaños infeliz” al BonoAbuelo, que además de ser legislada en la Asamblea, cuenta con la aprobación del Tribunal Supremo de Justicia, que la declaró constitucional pero sujeta a viabilidad económica.

“En mayo del año pasado se le entregó al Ejecutivo la viabilidad financiera, y desaparecieron ese informe. Se han hecho los locos”, dijo Pedro García, presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados Unidos en la Región Capital. “Es un desacato del poder del Estado, y esto es algo que es un beneficio, es justicia social”.

En Venezuela hay más de tres millones de pensionados recibiendo mensualmente Bs. 40.638 al mes. “Estamos en condiciones precarias. Por ejemplo, un paquete de pañales para adultos mayores cuesta Bs. 25.000 y alcanza para una semana. ¿Y el resto?”, dijo García.

Habló también de las medicinas. Un Losartán, antihipertensivo, se puede conseguir por Bs. 42.000. Eso es casi totalmente lo que recibe un pensionado mensual. “La mayoría de los pensionados, por la edad, somos hipertensos. Y queremos morir de viejos, no de mengua, ni de hambre, que es lo que está pasando ahorita”.

Una comisión de los protestantes accedió al TSJ para entregar un documento, que esperan tenga respuesta en los próximos 15 días. Sin embargo, aseguraron que se mantendrán en la calle “todos los días posibles” hasta que se ejecute la ley. “Ya comenzamos a organizarnos por zonas residenciales, y luego de Semana Santa haremos la gran Marcha Nacional de los Bastones”.

Este mismo jueves también se registraron movilizaciones en el interior del país: pensionados de Falcón y Aragua protestaron en sus entidades, también exigiendo el “BonoAbuelo”.

Con la aprobación del bono, cada pensionado pasaría a devengar Bs. 104.358 bolívares, es decir, un salario mínimo mas cestatickets.