Pistoleros mataron a cuatro jóvenes en Petare mientras buscaban a un polimiranda

Miguel Fuenmayor Vásquez, de 18 años de edad; Armando Jose Lejardy Díaz, de 23 años; Carlos Mendoza Díaz, de 24 años y José Antonio Díaz Serrano, de 19 años, murieron luego de una balacera que los sorprendió en la calle Miranda del barrio Mirador del Este en Petare, municipio Sucre de la entidad mirandina (Caracas). Jeison Paredes, primo del último fallecido, se encuentra herido en un hospital de la capital.

El hecho ocurrió en la madrugada de este domingo 29 de octubre. De acuerdo con testigos del hecho, la noche del sábado los vecinos del sector se encontraban reunidos en diferentes puntos de la calle Miranda, como es costumbre los fines de semana. Usualmente esas reuniones improvisadas terminan a las 10:00 de la noche, pero el sábado un funcionario de la Policía de Miranda (Polimiranda) tenía una fiesta en su casa por el cumpleaños de un familiar y la celebración se extendió hasta la madrugada.

A las 3:00 am, aproximadamente, una camioneta pasó por el lugar. De ella descendieron varios hombres con el rostro tapado y manos cubiertas con guantes y dispararon. Durante 10 minutos se escucharon las detonaciones en el sitio. Al parecer, los delincuentes intentaban agredir al funcionario de la Polimiranda por viejas rencillas.

A su lado se encontraba Miguel, quien recibió varios impactos en el cuerpo; mientras que el funcionario logró huir del sitio y se ocultó detrás de los vehículos estacionados. Cuatro carros exhiben las marcas del tiroteo.

Miguel hablaba con el uniformado cuando llegaron los encapuchados y murió en el lugar a causa de las heridas de bala. Trabajaba con su padre, quien es conductor de una línea de autobuses.

También se conoció por los vecinos que a Armando José lo alcanzó una bala en la cabeza y era la primera vez que acudía al sector. Era residente del sector El Morro de Petare y trabajaba como mototaxista.

Otro de los fallecidos, Carlos, resultó herido por múltiples proyectiles. También se ganaba el dinero como motorizado.

A José Antonio el cuerpo le quedó marcado por varios proyectiles. Sus allegados pudieron trasladarlo al Hospital Domingo Luciani en una moto que un vecino ofreció, pero arribó al centro asistencial ya sin vida. Era ayudante de mecánica en una cauchera que abrieron recientemente en el sector.

Su primo, Jeison, se encuentra herido por una bala que lo alcanzó en la cintura, por la espalda. Hasta las 6:00 am de este domingo, no había podido ser operado porque no había quirófano. Lo mantuvieron sedado hasta ese momento.

Los residentes del Mirador del Este manifestaron que esta era la primera vez que ocurría un múltiple asesinato en el sector y señalan como culpable a un expresidiario conocido como “Carlos El Cabezón“. Esperan que las autoridades puedan dar con el paradero de los victimarios.