Paralizadas consultas y cirugías electivas en el Magallanes de Catia

Ya pasaron cinco días desde la detención del doctor Gonzalo Müller. El Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) se lo llevó del hospital de los Magallanes de Catia luego de que el galeno aceptara una donación de insumos de manos de Lilian Tintori, quien lleva adelante su campaña Rescate Venezuela.

La detención se realizó en la madrugada del jueves pasado y desde el viernes, residentes y médicos de todos los servicios decidieron suspender consultas y cirugías electivas como medida de protesta. A pesar de que el doctor quedó en libertad plena el sábado, la medida se mantiene, al menos, hasta el miércoles 6 de diciembre.

En este se tiene previsto realizar una nueva asamblea para discutir las problemáticas del hospital y decidir si retoman las actividades normales. También puede que sea el día que el dr. Müller vuelva al ente donde se desempeñó por unos 40 años.

Entre los diversos problemas del hospital está un grave desabastecimiento de medicamentos e insumos médicos, razón por la que el galeno aceptó los insumos. Sin embargo, según la versión del director del hospital, esto no fue más que “un show político” y los insumos que llegaron estaban vencidos.

No obstante, la doctora María Villaroel, jefa del servicio de emergencia pediátrica del centro de salud, aseguró que esta versión no está del todo confirmada: según le comentó gente que vio cuando se recibieron los insumos, estos no estaban vencidos.

El director del hospital hizo pasar a la doctora Villaroel a confirmar que los medicamentos estaban vencidos, pero la galeno aseguró que no tiene manera de saber si los que él mostró eran realmente los que se entregaron ese día.