Padre de Luis Alviárez al Gobierno: No arremetan más contra el pueblo

El pasado 19 de abril, Luis José Alviárez cumplió la mayoría de edad. Quería ser chef y, mientras esperaba un cupo en una escuela profesional de cocina, trabajaba junto a su tío. Aunque seguía con su vida como cualquier joven, no era indiferente a la situación del país; así que el pasado lunes 15 de mayo, aprovechó para acudir a una manifestación en contra de las políticas del gobierno de Nicolás Maduro en el estado Táchira. Pero no regresó.

Su padre, David Alviárez, contó que su hijo siempre estaba informado sobre lo que ocurría y que “iba de raticos” a las protestas con mucha prudencia, la cual no le sirvió cuando, desarmado, recibió un disparo en el pecho que acabó con su vida. Era hijo único.

“Me llamaron y me dijeron que le habían dado un tiro a mi hijo, entonces yo salí corriendo hasta el hospital y lo conseguí ya en la morgue (…) Él era único hijo, el único que me dio Dios y se lo llevó. Ya descansó en paz. Está en manos de Él”, expresó con la voz entrecortada su padre. Añadió que la familia ha recibido la solidaridad no solo de los vecinos de Palmira, municipio Guásimos, sino también de personas de San Cristóbal y otras poblaciones tachirenses.

Lea también: Envían a 2 mil efectivos de la GNB al Táchira tras activarse segunda fase del Plan Zamora

Su tío, José Gregorio Cruz era quien lo llevaba a su jornada laboral. Aunque tiene varios sobrinos, Luis José era el más cercano a él porque, además de compartir largos trayectos con su camión encava, también compartían el techo desde hace cinco años mientras su hermana, la mamá del muchacho, trabajaba en Colombia.

“Era un guerrero. Amaba Venezuela. La ama, todavía”, dijo Cruz. No tiene muchas palabras, pero sí convicción de que la justicia divina se encargará de aquel que disparó su arma contra los manifestantes. “Eso se lo pongo en las manos de Dios“, sentenció.

A través de su cuenta en Twitter, el Defensor del Pueblo, Tarek Willam Saab informó que su despacho se comunicó con el gobernador de la entidad, José Gregorio Vielma Mora, a fin de solicitar “una exhaustiva investigación de este terrible hecho que esclarezca la verdad”.

Alviárez padre contó que su hijo se encontraba cerca de la prefectura de Palmira durante los enfrentamientos entre opositores al gobierno de Maduro y cuerpos de seguridad. Al pararse al lado del portón del ente público, le dispararon. Asegura que el autor material habría sido un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana.

“Fue un balazo, porque en el momento que yo estoy en el hospital, llego el Cicpc en la madrugada y me pidieron el favor que los acompañara al sitio de los hechos. Ellos hicieron las experticias y consiguieron plomo en el portón de la prefectura. En el portón se ve el orificio del disparo que fue de adentro hacia afuera”, explicó.

El tío de Luis José no tiene mucho que decirle a las autoridades, pero agradece el apoyo que los tachirenses y demás venezolanos han expresado a su familia. No obstante, el señor David hizo un llamado al Gobierno nacional.

“Tomen conciencia, suelten las armas, no arremetan más contra el pueblo, contra la gente inocente. Venezuela es un desastre y lamentablemente, un funcionario me mató a mi chamo. Ellos (el Gobierno), son los que tienen las armas, el pueblo, no. Ellos sí salen a matar. Ellos sí llegan tranquilos a la Defensoría, pero como nosotros (opositores) somos ‘los malos’, ‘los terroristas‘, nosotros. Eso no es una democracia”, expresó.

Suelten las armas. Ya está bueno, le quitaron la vida a mi chamo”, finalizó.

 Luis José Alviárez forma parte de los más de 40 venezolanos asesinados en medio de las protestas convocadas por factores adversos al presidente Maduro en rechazo a la ruptura del orden constitucional y del llamado de una Asamblea Nacional Constituyente. La mayoría de las víctimas son menores de 35 años.

En horas de la mañana de este miércoles 17 de mayo, falleció el adolescente de 15 años de edad, José Francisco Guerrero, luego de recibir un disparo en la espalda, durante los disturbios ocurridos en la noche de ayer en San Cristóbal.

(Visited 181 times, 25 visits today)