ONG denuncian que crisis de VIH, tuberculosis y malaria se agrava en el país

Una ONG canadiense y otra venezolana trabajaron en un informe que revela la crisis que viven pacientes con VIH, tuberculosis y malaria en el país. Icaso y Acción Ciudadana contra el Sida (Accsi), denuncian que Venezuela está atravesando una “compleja emergencia humanitaria” y advierten que la falta de acciones por parte de la comunidad internacional propicia el deterioro de la situación.

En el reporte Peligro triple: Resurgimiento de epidemias, un sistema fallido de salud pública y la indiferencia global sobre la crisis en Venezuela, las ONG recogen entrevistas con pacientes, doctores, activistas y especialistas que documentan la crisis sanitaria en el país.

Ambas organizaciones indican que el gobierno venezolano no solo niega las críticas condiciones en las que se encuentra el sistema público de salud, sino que también “bloquea la publicación de datos” que reflejan la agudización de la crisis.

Algunas de las cifras que se dejan entrever entra tanta opacidad, y que recogen Icaso y Accsi, son los casos de malaria, que se han incrementado en 205% tras la reaparición de la enfermedad. También denuncian que las muertes relacionadas con el sida han tenido un aumento de casi 75% desde el año 2011. A esto se suman la escasez de alimentos y los cada vez más graves casos de desnutrición.

Frente a esta situación, las organizaciones canadiense y venezolana solicitan al Fondo Mundial de Lucha contra el sida, la Tuberculosis y la Malaria tomar acciones concretas, entre las que sugieren convocar una reunión con aliados de la ONU para organizar una ayuda humanitaria a OPS, Onusida y distintas ONG en Venezuela; evaluar el impacto de la crisis venezolana en países vecinos; y elaborar una solicitud de financiamiento para “un alivio inmediato”.

También proponen usar el caso venezolano para revisar y simplificar los criterios de elegibilidad para optar a las ayudas del Fondo, con el propósito de que países en circunstancias similares puedan cumplir con los requisitos.

Igualmente se exhorta al gobierno venezolano a abrir un corredor humanitario para permitir la entrada de ayuda al país, publicar los boletines epidemiológicos y presentar un presupuesto de salud para el año 2018.

“La crisis de salud es un síntoma y una consecuencia de las fallas en la arquitectura global que debería poder armar una respuesta a cualquier crisis humanitaria. La devastación que estamos viviendo está perpetuada en parte, por la reglas y regulaciones arbitrarias que determinan la elegibilidad para ayuda de salud,” dijo Alberto Nieves, director ejecutivo de Accsi.

La emergencia que tanto alertan las ONG no solo afecta a Venezuela, sino también a la región y alejan a la comunidad internacional de los objetivos globales de desarrollo sostenible fijados por las Naciones Unidas en 2015.

“El mundo no alcanzará los objetivos de desarrollo sostenible si la comunidad internacional continúa ignorando la catástrofe de salud pública en Venezuela. Necesitamos un liderazgo mundial, decisivo e inmediato para frenar esta crisis”, advirtió Nieves.

El informe Peligro triple: Resurgimiento de epidemias, un sistema fallido de salud pública y la indiferencia global sobre la crisis en Venezuela fue presentado este jueves 12 de octubre en su versión en inglés. La versión en español estará disponible en la página web www.icaso.org a partir del 20 de octubre.