OMS: Venezuela entre países con mayor incidencia de malaria en la región

El Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria manifestó su preocupación este miércoles, 29 de noviembre, por el incremento de los casos de esta última enfermedad en varios países de la región, especialmente en Venezuela.

En una entrevista concedida a la agencia de noticias Efe, el director de Relaciones Externas del Fondo Mundial, Christoph Benn, comentó el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado este miércoles.

En el reporte se señala un aumento de 22% de los casos registrados en América, impulsado por una mayor incidencia en Colombia, Nicaragua y Venezuela.

Sobre el caso venezolano, Benn indicó que el país “está experimentando problemas políticos y de salud“, y dijo que “está claro”que las autoridades no han invertido lo suficiente en materia de salud pública.

Añadió que, si bien otras naciones han tenido progresos en la lucha contra la malaria, se han producido retrocesos.

“En otros países es, quizás, porque hay una percepción de que la malaria ya no es un problema generalizado”, pero es importante “mantener la presión” y la financiación contra la enfermedad porque la incidencia sube y baja, señaló el dirigente del Fondo Mundial.

Para Benn, los datos de la OMS confirman la necesidad de continuar la lucha y demuestran que no existe una solución individual en cada país, sino que tiene que ser una lucha global, internacional y que involucre a todos los países.

La OMS alerta también que los progresos mundiales contra la malaria llevan estancados tres años, con un aumento de casos de 2% en 2016. Tras resaltar los “grandes progresos” durante muchos años, Benn defendió la necesidad de “continuar invirtiendo y luchando” contra la enfermedad. Si se para ahora, apuntó, probablemente el número de casos y de fallecidos puede volver a crecer significativamente.

“Esto demuestra que la comunidad internacional tiene que continuar la lucha -insistió- hasta que la malaria, como epidemia, se reduzca a niveles que no sean una amenaza para la salud pública”.

Los países ricos no han reducido ni han incrementado sus aportes, sino que se han estabilizado. Hay una necesidad de que todos los países del mundo sean “contribuyentes netos”, según Benn, quien hizo un llamamiento a España en este sentido.

Con información de EFE