Nueva filtración en quirófanos del hospital de niños a cuatro meses de la remodelación

El hospital de niños José Manuel de los Ríos volvió a quedarse sin quirófano, luego de que se produjera una filtración en el techo de las salas de operaciones el pasado lunes 15 de enero. El espacio estuvo en funcionamiento poco más de cuatro meses desde que se realizaron las remodelaciones en octubre del año pasado.

El piso siete, donde se encuentran las salas, es uno de los espacios del hospital que fueron remodelados durante la segunda mitad de 2017, luego de que el presidente Nicolás Maduro aprobara 79.482 millones de bolívares para el J. M. de los Ríos. Pese a que el anuncio lo hizo el 21 de junio, no fue sino en octubre cuando se reanudaron las cirugías.

Lea también: Reanudan operaciones en el J. M. de los Ríos después de dos meses con quirófanos cerrados

Dos meses permanecieron los quirófanos con las puertas cerradas debido a los trabajos. De un total de ocho salas, solo tres se encontraban en funcionamiento actualmente porque estaban totalmente terminadas. 

Las otras cinco no han sido entregadas hasta la fecha. 

Doctores del hospital se enteraron de la filtración el pasado martes 16 de enero, fecha en la que estaba pautada operar a unos pacientes del servicio de Neurocirugía. Desde ese día, los galenos han tenido que referir las emergencias pediátricas que llegan al J. M. de los Ríos a otros hospitales de la capital.

Se preveía que trabajadores de la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario (Fundeeh), organismo adscrito al Ministerio de Salud y a cargo de las remodelaciones, visitaran el hospital el martes pasado para evaluar y reparar la filtración.

Para el mediodía del jueves, 18 de enero, las autoridades de la Fundeeh aún no se habían presentado en el centro pediátrico.

Arrancando el año con mal pie

La filtración en los quirófanos no es el único problema que ha afectado al principal hospital infantil del país en lo que va de 2018. Entre la primera y la segunda semana de enero las operaciones estuvieron paralizadas por falta de sangre.

El Banco Municipal de Sangre, ubicado en el hospital José María Vargas no había podido realizar los análisis a las donaciones por falta de reactivos, por lo que no fue posible entregar la sangre para las intervenciones quirúrgicas previstas en el J .M. de los Ríos.

Poco han durado las remodelaciones en el nosocomio ubicado en la avenida Vollmer, en San Bernardino (Caracas). Aparte de la filtración en el quirófano, algunas de las paredes construidas con drywall se abrieron. Estos trabajos se realizaron entre agosto y octubre de 2017.

   

Paredes de la planta baja del hospital

(Visited 7 times, 1 visits today)

Comentarios

3 Comments

Leave a Reply