“Nos volvieron a olvidar”, pacientes de traumatología del Clínico Universitario

En menos de dos meses, los pacientes de Traumatología del Hospital Universitario de Caracas volvieron a tomar el quirófano del piso seis, donde se ubica el servicio. Las promesas acordadas con las autoridades del centro de salud tras la última protesta, realizada el pasado 10 de agosto, se quedaron en simples palabras. Este lunes, 18 de septiembre, los ascensores, las salas de operación y los pasillos amanecieron bloqueados con camas. “Nos volvieron a olvidar”, lamentó Gustavo Blanco, quien acumula tres meses a la espera de una intervención quirúrgica.

A las 4:15 am del jueves 14 de septiembre despertaron a César León para operarlo. A las 5:00 am ingresó a quirófano, le tomaron la vía y le pusieron las inyecciones. Finalmente le había llegado el día de la operación después de mes y medio de espera. “Esperé, esperé y esperé y nada”, recordó, “me dijeron que la persona que tenía la placa que me iban a poner aún no había llegado”. Esperó hasta las 7:00 pm de aquel día para que lo intervinieran. Fue una falsa alarma, no lo operaron.

Días después, León se enteró de que otra persona ocupó su turno en el quirófano y que la pieza de osteosíntesis que necesitaba estaba disponible en el depósito del hospital desde el pasado 28 de agosto.

Este lunes 18, a León lo volvieron a despertar de madrugada, ya no para una operación, sino para trancar el quirófano en señal de protesta por todos los meses de espera que acumulan los pacientes del servicio. “Como pudimos, movimos las camas. Nos amenazaron, nos dijeron que nos iban a sacar los de seguridad”, aseguró Blanco. Quienes están en sillas de ruedas o con muletas arrastraron las camas clínicas de aquellos que no se pueden ni levantar.

César León sostiene la placa que esperaba que le colocaran el pasado jueves

La promesa de la otra vez fue que los pacientes iban a tener tres días de quirófano, que comenzaban el sábado 12 de agosto y se extendían hasta los días lunes, miércoles y viernes de la semana siguiente. Los mismos que protestaron la vez pasada siguen en el servicio sin haber sido operados.

“Nos prometieron que nos iban a dar tres días de quirófano, pero la otra vez vinieron tres pacientes, los operaron y les dieron de alta a los pocos días. Aquí los trabajadores pasan a sus conocidos“, denunció Gustavo Blanco.

Uno de los argumentos que dan los trabajadores sobre el retraso en las operaciones es la falta de anestesiólogos. Los pacientes propusieron pagar entre todos a un profesional para que asistiera el día que les correspondiera ser atendidos, pero en el hospital se negaron a aceptar la iniciativa.

Oscar Parra, otro paciente de Traumatología, denunció que le quieren dar de alta sin hacerle un injerto que requiere en la pierna. Teme que si se va y se lesiona en el mismo sitio, pueda perder la movilidad para siempre. Peor el remedio que la enfermedad. “Tienen que pegarme el tendón y ponerme un injerto, porque eso es puro hueso. Ahí no hay carne. Pero me dijeron que no, que eso va a cicatrizar y que me fuera”, indicó.

Un mes y una semana después de la primera protesta, los mismos pacientes siguen a la espera de soluciones. Mientras tanto, padecen en carne viva los estragos de la crisis sanitaria. “Eso de que llegaron tantos medicamentos y entró un container, eso nunca lo vemos. Se queda en los periódicos”, lamentó uno de los pacientes postrados en la entrada del quirófano.

Lea también:

Con barricadas pacientes de Traumatología del HCU lograron atención para exigir operación

(Visited 13 times, 2 visits today)

Comentarios

1 Comment

Leave a Reply