No se descarta que próximas sanciones a Venezuela vengan de países vecinos, afirma analista

Doce países de la región se expresaron de forma contundente sobre la situación en Venezuela. Con la Declaración de Lima, las naciones latinoamericanas de mayor peso reclamaron al Gobierno restablecer el orden constitucional y volver a sus cauces democráticos. Sin embargo, pese a que el analista internacional Juan Francisco Contreras considera que el mensaje fue “preciso”, no descarta que los próximas sanciones no sean impuestas por Estados Unidos, sino por los países vecinos.

“Esta es solo una primera declaración. Es posible que después vengan sanciones”, indicó el presidente del Colegio de Internacionalistas de Venezuela (CIV). Para el analista, las medidas ante una eventual radicalización del sistema de gobierno venezolano van desde la ruptura de relaciones diplomáticas —advertida el pasado martes por el canciller peruano— hasta prohibiciones para acceder a créditos.

No obstante, Contreras considera que la región “está evitando” imponer este tipo de sanciones porque podrían perjudicar aún más a la población en lugar de presionar al Gobierno. “Están abiertas todas las posibilidades, pero no se quieren generar problemas que podrían traer más pobreza y más situaciones difíciles a la gente”, dijo.

El pasado 8 de agosto un total de 17 cancilleres latinoamericanos sostuvieron una reunión en la ciudad de Lima, en Perú, para fijar una posición conjunta en torno al caso venezolano. Tras finalizar el encuentro 12 países suscribieron lo que se denominó la Declaración de Lima, un documento en donde se comprometen a hacer seguimiento de la situación en el país vecino y a adoptar medidas que ayuden a retomar el hilo democrático.

En la declaración, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú manifiestan su apoyo a la Asamblea Nacional electa en los comicios de diciembre de 2015 y a la fiscal general Luisa Ortega Díaz, destituida el pasado sábado 5 de agosto. También señalan que desconocen a la ANC y a las medidas que emanen de esta.

Pese a que Granada, Guyana, Santa Lucía y Uruguay asistieron a la reunión de cancilleres, sus representantes no suscribieron el documento. Sin embargo, Contreras no duda que estos países hayan marcado distancia del gobierno venezolano.

“Todos los países que fueron están conscientes de lo que está pasando en Venezuela. El hecho de haber asistido demuestra que están interesados en que haya una salida pacífica“, explicó el analista internacional. Añadió que es posible que Uruguay se haya unido al grupo de los no firmantes porque está previendo servir de “mediador” entre las partes, por lo que prefiere no hacer pronunciamientos públicos de la situación.

La noche de este miércoles, 9 de agosto, el recién designado canciller Jorge Arreaza citó a los embajadores y representantes de negocios en Venezuela de los 12 países que firmaron la Declaración de Lima. Durante una alocución, los señaló de querer “aislar” y “acorralar” al pueblo venezolano nuevamente e informó que fue enviada una nota de protesta a sus respectivos gobiernos.

Sin embargo, Contreras llama a no desestimar la declaración adoptada en Lima el día de ayer. “Lo que se estableció en ese documento es inédito, es primera vez que veo un texto tan preciso suscrito por cancilleres. Para el Gobierno es un llamado de atención importante que no puede desconocer”, aseguró el analista. Y si así lo hace y continúa la escalada de conflicto, dijo, las acciones de la región serán más severas.