“No hay dinero para medicinas, pero sí para lacrimógenas”, pacientes protestan en el Ivss

Exigían que el general Carlos Rotondaro “diera la cara”, pero el presidente Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) no bajó para recibir la denuncia de los pacientes con condiciones crónicas. Este 12 de julio, pacientes renales, hemofílicos, trasplantados, oncológicos y con otras patologías protestaron desde las 10:30 am en la sede principal del organismo en Altagracia, hacia el centro de Caracas, para exigir los tratamientos que debe garantizarles el Estado y que no consiguen desde hace meses.

“No hay dinero para medicinas, pero sí para lacrimógenas“, “no somos terroristas” y “¿Quiénes somos? los pacientes ¿qué queremos? medicinas” eran las consignas que se escuchaban en la sede del organismo, cuyos niveles de escasez rondan el 95%. 

“Soy paciente trasplantado y vengo de Puerto Cabello porque no tengo medicinas. He podido completar mi tratamiento por donaciones que he recibido”, indicó Carlos Lovera, que vino a Caracas con una comisión que salió de Valencia. Si no se toma su medicamento, su organismo puede rechazar su riñón trasplantado.

Carlos Lovera necesita Azaprin, Prednisona y Rapamune para su tratamiento

“No tenemos tratamientos de ningún tipo. No hay ninguna clase de quimioterapia, no hay ni siquiera un suero. Mi pregunta es si la Asamblea Nacional Constituyente va a solucionar este problema de salud que tenemos desde hace tiempo. Están gastando el dinero en lo que no nos interesa a nadie. Con lo que cuesta una bomba lacrimógena se le puede pagar el tratamiento a un paciente”, protestó Mildred Varela, paciente de cáncer de mama en remisión. Si no consigue el inhibidor hormonal que le recetaron, corre el riesgo de que el cáncer reaparezca.

Luego de dos horas de protesta, una comisión conformada por pacientes con distintas condiciones fue recibida por la directora de salud del Ivss, Antonieta Hurtado. Según explicó Francisco Valencia, presidente de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), las autoridades indicaron que los medicamentos necesarios están “en solicitud de compra”.

“La pregunta es: ¿Cuándo van a llegar las medicinas?”, expresó Valencia luego de la reunión. “Vamos a dar plazo de una semana par que nos den fecha de llegada a cada uno de los medicamentos para las condiciones presentes”.

Sobre el caso de los trasplantados, los representantes del Ivss dijeron a Valencia que dos inmunosupresores —Tacrolimús y Prograf— llegarán al país a finales de julio a través del convenio del fondo de emergencia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El presidente de Codevida indicó que se hará monitoreo para saber si las medicinas llegaron, puesto que las autoridades del organismo internacional han desmentido la activación de este canal anteriormente.

De no recibir los tratamientos una vez cumplido el plazo, Valencia aseguró que las protestas continuarían. “Si tenemos que dormir aquí y amarrarnos aquí, lo vamos a hacer. Ya está bueno de que jueguen con las vidas de las personas”, expresó.