Niños mirandinos recibirán comida y formación para la paz durante vacaciones

De 9 a 11 de las mañana abrirán cerca de 160 escuelas mirandinas durante estas vacaciones. Educación Miranda, precursor de esta actividad, tiene dos motivos para tomar esta decisión: alimentación y formación.

Con la llegada de los niños se desarrollarán actividades centradas en el buen trato, la no violencia y la promoción de la paz, explicó Juan Margarall, Secretario de Educación de la entidad. Las actividades deberán ser reflexivas, no de desempeño físico, para evitar consumo innecesario de energía.

Mientras los niños participan en ellas, las Madres Procesadoras se encargarán de preparar los alimentos. Al terminar, los niños comerán y se irán a los hogares. Esto le da a la familia y a los educadores la seguridad de que, al menos, recibieron una comida balanceada en el día.

El plato proporcionado en las escuelas contendrá un carbohidrato (pasta, arroz o harina de maíz) acompañado de una proteína (como carne o pollo) y frutas.

Las escuelas que participarán en esta iniciativa fueron seleccionadas por presentar los niveles de pobreza más altos, donde está la gente más necesitada. La mayoría están ubicadas en los Valles del Tuy, una subregión del estado que incluye siete municipios.

El ente realizó un censo para ver qué niños podrían llegar a las escuelas en vacaciones sin que esto representará mayores gastos para el presupuesto familiar. ¿El resultado? Cerca de 20% de los niños se beneficiarán de esta política.

Aunque en principio la actividad está centrada en los estudiantes de las escuelas, Margarall no descarta que se puede extender a hermanos de los mismos o otros niños de la comunidad que también lo necesiten, siempre que se pueda.

Es una actividad de solidaridad y trabajo voluntario, no un programa estructurado. La Gobernación del estado ha dado alimento y es la que le paga a las Madres Procesadoras, pero hay escuelas que han conseguido más alimentos de parte de personas de la comunidad”, señaló.

Crisis en cifras

El Gobierno del costero estado Miranda realizó en junio de este año una encuesta sobre la situación de la alimentación en estudiantes y docentes de sus escuelas en los 20 municipios, para conocer las condiciones de alimentación y nutrición de alumnos y maestros. La investigación arrojó que 30% de los alumnos come solo una o dos veces al día, mientras que el 68% ha tenido que comer menos veces al día porque no hay suficiente comida en sus hogares.

El 49% de los niños admite que ha tenido que acostarse con hambre porque no hay suficiente comida en sus hogares  y el 85%, que no asiste a clases si no hay comida en la escuela.

El 68.1% de los docentes dijo haber visto cómo alumnos han mostrado signos de malestar de salud por falta de alimentos y el 43,3% come dos veces al día.

Foto: Efecto Cocuyo/Mariel Lozada

(Visited 8 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!