Mueren cinco personas en menos de una semana por comer yuca amarga en Catia

Tres hombres y dos mujeres, residentes todos del barrio Isaías Medina Angarita de Catia, en Caracas, murieron en el transcurso de una semana tras haber consumido yuca amarga que fue comprada a un buhonero en la calle Argentina de ese populoso sector del oeste capitalino. De los cinco, cuatro eran miembros de una familia y la quinta persona era una vecina de las primeras víctimas, los Cruz Durán.

Jesús María Cruz Durán, de 53 años, fue el primer afectado. Comenzó a sentirse mal y fue llevado al hospital Periférico de Catia la tarde del sábado, 11 de febrero, según reseñó la página web del diario El Universal.

Tras ser estabilizado y luego dado de alta, el domingo 12 fue trasladado nuevamente al centro de salud porque repitió el malestar; posterior a suministrársele tratamiento, lo remitieron otra vez a su casa, donde empeoró su estado y finalmente murió durante la madrugada del lunes 13. Según denunciaron sus familiares, este 20 de febrero en la morgue de Bello Monte, habría sido la ingesta del tubérculo la causante de su deceso, lo cual se comprobaría posteriormente luego de realizarse una autopsia.

El martes, 14 de febrero, tras regresar del entierro de Jesús María Cruz Durán, su sobrino, Jhonatan Stiven Linares Cruz, de 19 años, quien también habría comido el tubérculo, fue también llevado al Periférico de Catia por presentar los mismos síntomas y allí murió el miércoles en la mañana. Se conoció que el mismo martes, una vecina de la familia Cruz, identificada como “Bertha”, también falleció presuntamente por la misma causa.

Ese miércoles, quien se sintió indispuesto fue Alonso Cruz Durán, de 65 años, quien tras ser trasladado hospital Miguel Pérez Carreño en La Yaguara, murió el jueves, 16 de febrero.

Con tres miembros del mismo grupo familiar y una vecina cuyos decesos estaban marcados por “circunstancias extrañas”, una comisión del Ministerio de Salud se movilizó a la vivienda de los Cruz Durán para realizar una inspección. Esa misma tarde, Xenia Stella Cruz Durán, de 57 años, también experimentó el malestar asociado a la ingesta de yuca amarga, por lo que fue llevada al Pérez Carreño, donde falleció el sábado 18 de febrero en horas de la mañana.

Según la publicación de El Universal,  los estudios toxicológicos e histológicos realizados a los cadáveres determinaron que habían fallecido por “intoxicación exógena por yuca amarga“. No obstante, las circunstancias que rodearon las muertes están siendo investigadas por la División Nacional Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

004-yucamala-img_20170220_102304-925x1024
Foto: Crónica.Uno

Estas muertes se suman a otros casos vinculados con el consumo de yuca amarga en el país, como el de los fallecidos en Monagas: cinco niños y dos adultos entre diciembre de 2016 y enero de este año, además de otros dos infantes, registrados la semana pasada.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply