MP: Cuatro de los ocho implicados en caso Dereck Manaure murieron en cárceles

Carlos Almarza, director nacional de la Unidad Antiextorsión y Secuestro del Ministerio Público, llegó a la morgue de Bello Monte junto con una colega este martes 15 de febrero y buscó a los periodistas que diariamente se encuentran en el sitio. “Somos fiscales del Ministerio Público y queremos hablar sobre el caso Juan Manaure“, dijo el funcionario este miércoles 15 de febrero.

Indicó que sobre el secuestro y homicidio del hijo del basquebolista, hay cuatro presuntos implicados, quienes aparecieron muertos en los centros penitenciarios del país donde estaban recluidos.

Almarza narró cómo ocurrió el secuestro de Derek Roneiker Manaure Palencia, de 15 años de edad, cuyo caso quedó “policialmente resuelto” el martes 14 de febrero cuando encontraron en el municipio Acevedo, del estado Miranda la osamenta del adolescente.

El fiscal del MP dijo que el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc)  conoció del plagio el 24 de diciembre de 2016, un día después de que el adolescente fuera capturado en San Agustín del Sur.

El 25 de enero el comisario Douglas Rico, director del Cicpc, dio una rueda de prensa para informar la detención de una familiar del basquebolista y dos hombres más. En esas declaraciones, la máxima autoridad del cuerpo detectivesco indicó que el padre de la víctima no acudió inicialmente a la institución para que procediera la investigación, sino que trató de resolver el plagio con allegados.

Este miércoles, Almarza recordó esas tres detenciones “iniciales” y agregó que fue la captura de Ángel Heredia Zambrano lo que ayudó a los investigadores a avanzar en el caso. “Un trabajo técnico que nos llevaron a la detención de este ciudadano que luego de una entrevista y una conversación con él, llevó al Cicpc a Chuspita donde se halló el cadáver del adolescente”, manifestó.

Según el Cicpc los primeros detenidos por investigaciones eran Solangel Bermúdez, prima de Manaure; Jean Carlos Bandris; y Mario Vaamonde.

Una nota de prensa del MP enviada este miércoles 15 de febrero señaló que cuando se detuvo a Heredia, de 22 años de edad, le fueron incautadas varias prendas de la víctima, así como un arma de fuego tipo escopeta.

Tras las rejas

El fiscal del MP dijo en la morgue de Bello Monte que las investigaciones que siguieron para este caso los llevó a las cárceles venezolanas. “Desde allí mandaron a cometer este delito. Luego de las pesquisas, estos ciudadanos fueron asesinados en el centro penitenciario. Estamos verificando qué fue lo que pasó ahí”, aseveró el fiscal.

Señaló que uno de los implicados fallecidos era conocido “El Oso” en la cárcel de Tocorón (Aragua), junto con otro que no identificó. También hay otros dos que estaban en el penal de Tocuyito (Carabobo) y habrían sido asesinados.

Estos centros carcelarios nombrados por el fiscal no se encuentran totalmente bajo el control del Ministerio para Servicios Penitenciarios. En el caso de Tocorón, en diciembre de 2016 la ministra Iris Varela dijo que el área administrativa sería tomada por el Nuevo Régimen; mientras que en Tocuyito, el  área de máxima seguridad está bajo el mando de los presos.

Manaure informó que “El Oso” organizó el secuestro con dos reos de Tocuyito, conocidos como “Chacumbele” y “Chino Los Teques“, quienes contrataron a una pareja de delincuentes para llevarse al menor. Esto lo dijo a El Nacional el 7 de de enero de este año, semanas antes de que el Cicpc informara oficialmente sus avances.

Familia investigada

En la misma nota de prensa del MP, la institución explicó que los detenidos previos por el plagio del hijo de Manaure son Jean Carlos Bandris Palomo, Mario Alejandro Vaamonde Lovera y Leida Solangel Mendoza Castro, de 27 años, a quienes se les imputaron los delitos de secuestro y asociación para delinquir. Adicionalmente, Bandris Palomo fue imputado por los delitos de usurpación de identidad y uso de documento público falso.

Según esta información existe una contradicción entre el Cicpc y el MP, pues el nombre de Leida Solangel Mendoza Castro no aparece en el listado inicial de aprehendidos señalados por el cuerpo detectivesco, en cuyo registro indicó que la mujer detenida se trataría de Solangel Bermúdez; es decir solo coincide el segundo nombre.

Bermúdez es la prima del jugador de baloncesto, a la que el Cicpc detuvo por su vinculación con el privado de libertad apodado “El Oso“. Pero el 7 de enero, El Nacional publicó que Manaure descartaba la posibilidad de que una de sus parientes estuviese implicada en el secuestro del adolescente.

“No lo creo, esa pobre muchacha llora todos los días por esto, lo extraña mucho; ella sigue con nosotros en la casa, no tiene la culpa de lo que haga su supuesto novio (un preso de Tocorón apodado el Oso), en caso de que sea él el que tenga a mi hijo”, dijo.

Este miércoles 15 de febrero el fiscal lo reafirmó. “Nosotros no hemos logrado determinar si hay un familiar vinculado al hecho. No se ha logrado determinar con certeza el grado de participación de la prima que tiene una relación sentimental con ‘El Oso’, quien está muerto“, expuso.

Agregó que en casos de secuestro, es usual que las autoridades investiguen el entorno familiar de la víctima.

En todo caso, el departamento de prensa del MP comunicó que el Juzgado 11° de Control de la ciudad capital dictó la medida privativa de libertad para las tres personas (Bandris, Vaamonde y Mendoza): los dos hombres permanecen detenidos en el Centro de Reclusión para Procesados Judiciales “26 de julio”, ubicado en el estado Guárico, mientras que la mujer se encuentra en el Institución Nacional de Orientación Femenina (Inof), en Los Teques.

En total, en el secuestro y homicidio de Dereck Manaure hay ochos personas involucradas, cuatro de ellas detenidas.

Duelo en redes sociales

“Gracias a toda esa gente bella que estuvieron (sic) en todo momento apoyándome y pidiéndole a Dios por mi hijo, no tengo palabras para tanto dolor”, publicó el jugador de baloncesto Juan Manaure este miércoles 15 de febrero en su cuenta de Twitter.

El padre de la víctima hizo pública la situación que estaba viviendo a través de esta red social y por ahí drenó la angustia que pasó los últimos 53 días, con súplicas para los delincuentes, oraciones, agradecimientos a las autoridades y fotos y videos suyos mientras lloraba la desaparición.

Desde que inició la difusión de mensajes relacionados al secuestro de su hijo, cada día realizaba un tuit, excepto la última semana luego de que exclamara “Dios mío por qué”, el 9 de febrero.

Foto: @beadrian