Mitad de los pacientes con diálisis peritoneal “en el limbo” tras cambio de proveedor

El vía crucis de los pacientes renales crónicos con diálisis peritoneal no termina. Pese a que el presidente del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (Ivss), Carlos Rotondaro, aseguró en una entrevista a El Nacional que el material está próximo a llegar, los nuevos insumos solo funcionarían para la mitad de los afectados.

La otra mitad se queda “en limbo”. Así lo denunció el presidente de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), Francisco Valencia, quien explicó que la tecnología utilizada por los dos fabricantes que se comercializan en el país no es compatible.

Tras meses a la espera de una respuesta por parte de las autoridades, Rotondaro explicó en la entrevista publicada el pasado lunes, 12 de junio, que la falta de divisas ha obligado al Estado a cambiar los procesos de distribución y de compra. Por ello, acudieron a la empresa Dialysis Care, que garantiza la venta del tratamiento en bolívares.

Sobre Galaxy Medical, el otro proveedor, Rotondaro dijo que “no están siendo parte de la solución” y que no se le hará orden de compra porque están pidiendo divisas.

Para Luisa Terán, paciente con diálisis peritoneal del Hospital Luisa Ortega, en Porlamar, las autoridades finalmente dieron respuesta a su situación. En el centro de salud le aseguraron que esta semana llegaría suficiente material para cubrir las necesidades de los pacientes por los próximos 15 días. Sin embargo, hasta este martes 13 de junio no ha recibido el kit de tratamiento. La Sociedad de Nefrología tampoco pudo confirmar a Efecto Cocuyo que el material llegó al país.

Aunque para Luisa la noticia dada a conocer por el presidente del Ivss fue un alivio, para otros no sigue siendo más que una preocupación. De acuerdo con Valencia, se estima que hay aproximadamente 15 mil pacientes con hemodiálisis y 1.500 con diálisis peritoneal. De estos últimos, dijo, poco más de la mitad utiliza tecnología Baxter, precisamente la que el Gobierno no comprará por falta de divisas.

“(El Gobierno) Se va a mantener con una de las dos compañía, pero no son compatibles unas tecnologías con otras. La pregunta es: qué va a pasar con los demás pacientes que no son compatibles”, expresó.

El presidente de Codevida explicó que el aparato para el catéter de los dos fabricantes es distinto y advirtió que, para seguir tratando a los pacientes con diálisis peritoneal, entonces habría que garantizar que haya suficiente material para cambiar el catéter a todos los pacientes.

Por complicaciones de salud o en las vías arteriales, muchos pacientes no pueden cambiar de la diálisis peritoneal (hecha en casa) a una hemodiálisis (máquina). Tampoco la capacidad de las máquinas en los hospitales lo permite; por esta razón, desde abril, mes en el que dejaron de recibir los materiales, los pacientes con diálisis peritoneales claman por una solución. “No se puede trabajar con una sola empresa”, advirtió Valencia.