Misión Alimentación y caso Odebrecht ubican a Venezuela de primera en corrupción

El caso Odebrecht y los turbios negocios en torno a la distribución y comercialización de alimentos son apenas dos de las formas que tiene la corrupción en Venezuela. De acuerdo con el Índice de Percepción de Corrupción 2016 (IPC) revelado este miércoles 25 de enero por la ONG Transparencia Venezuela, el país encabeza la lista de las naciones más corruptas en Latinoamérica. Incluso Haití, que siempre había figurado en el primer lugar, quedó detrás.

Estas posiciones se deducen al invertir la tabla latinoamericana correspondiente a 2016, donde Venezuela aparece con 17 puntos y en la 166° puesto de un total de 176 países evaluados. El pobre desempeño del Gobierno venezolano en materia de transparencia e institucionalidad colocaron al país en el último puesto de la región: Guatemala se ubicó en el puesto 136; Paraguay, México y Honduras en el 123; y Haití en el 159.

“Son muy pocos los países que están por debajo de Venezuela. Los que estaban detrás de nosotros han ido mejorando”, indicó la directora de Transparencia Venezuela, Mercedes de Freitas.

El caso de la constructora brasileña Odebrecht mostró una de las tantas formas que tiene la corrupción, no solo en el país, sino en toda la región latinoamericana. El periodista del portal Armando.info, Joseph Polizsuk, habló sobre el caso en donde Venezuela descuella: De todos los países que recibieron pagos de la empresa, esta nación fue la que tuvo la mayor cantidad de dinero, después de Brasil.

“Informes de la Policía de Brasil confirman que hubo dirigentes de la oposición que aceptaron coimas de Odebrecht“, apuntó Polizsuk. Indicó que las autoridades policiales también vincularon a Diosdado Cabello con el escándalo de la empresa brasileña.

Añadió que el escándalo ha tenido impacto en otros países de Latinoamérica como República Dominicana, donde la población protestó por los 92 millones de dólares que recibieron de la compañía brasileña. Sin embargo, el caso de dimensiones regionales pasó por debajo de la mesa en Venezuela. “La Contraloría y la Fiscalía no están haciendo su trabajo, pero la ciudadanía tampoco está muy pendiente”, dijo.

Otro foco de corrupción en Venezuela es el sector alimentario. La socióloga Desireé González indicó que la falta de transparencia y las prácticas corruptas también se materializan en los derechos sociales de la población.

Ejemplo de ello, indicó, es la Misión Alimentación, cuyos cambios en los últimos 10 años han dificultado una gestión transparente. Primero ocurrió con el caso de los alimentos de Pdval vencidos en Puerto Cabello; después con la reorganización de las empresas de alimentos y la implementación del sistema biométrico; luego con la incorporación de los consejos comunales al sector y la creación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap); y, finalmente, la conformación de la Gran Misión de Abastecimiento Soberano y Seguro.

En esta última plataforma para la distribución de alimentos, señaló González, se involucra a los militares. Con un seguimiento diario al tema, la ONG denunció que existe una falta de relación entre la inversión en la Misión Alimentación desde 2003 (unos 20 mil 247 millones 504 mil 542 dólares) y los niveles de escasez que se reportan al día de hoy.

Para hacer frente al foco de corrupción concentrado en el sector alimentario, González recomendó que estos programas fueran reorientados a los sectores más vulnerables de la población, garantizar la transparencia en los procesos de distribución de alimentos y disminuir la rotación de la cartera ministerial.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!